Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Apuestan al interés científico para impulsar la economía en la Isla (horizontal-x3)
Ante esto, Caussade aseguró que "hay interés de ciertos sectores" en Puerto Rico "de impulsar la ingeniería aeroespacial" en la isla. (Archivo)

El profesor e investigador puertorriqueño de astronomía Armando Caussade, quien en el 2016 plasmó en un libro su experiencia en una misión científica en la Antártida, propone y anima a la juventud a involucrarse más en las ciencias, matemáticas e ingeniería para impulsar el crecimiento económico de la isla.

En entrevista con Efe, Caussade aseguró que en Puerto Rico "existe mucho talento" dentro de las escuelas superiores que pueden estudiar alguna de tres de las materias más relacionadas con la tecnología y así contar con nuevos inventos y patentes, que ayudarían a promover la economía local.

Caussade, expresidente de la Sociedad de Astronomía de Puerto Rico (SAPR) y otros once educadores de Estados Unidos, participaron en enero de 2015 en una misión científica en la Antártida para llevar a cabo una investigación sobre neutrinos, partículas sin prácticamente masa.

Los neutrinos son partículas, prácticamente sin masa, emitidas durante una desintegración radiactiva.

Mediante el estudio de éstas partículas se puede obtener valiosa información acerca de fenómenos astrofísicos tales como explosiones de estrellas o supernovas, centros activos de galaxias, agujeros negros y otros del universo.

"Los jóvenes ven las materias de ciencias, matemáticas e ingeniería como difícil, duras y que no pagan bien, y esa mentalidad hay que cambiarla. El talento está, pero se van a otras áreas", sostuvo el catedrático de la Universidad Metropolitana (UMET) de San Juan.

Caussade abogó también a que los maestros y adultos les inculquen a los jóvenes mayor interés por las ciencias, matemáticas e ingeniería, para así encaminarse a estudiar en cualquier rama científica que poco a poco se van desarrollando en la isla, como el Instituto de Aeronáutica y Aeroespacial de Puerto Rico (IAAPR).

El IAAPR, ubicado en el municipio de Aguadilla, en la costa noroeste de isla, se ha propuesto convertirse en uno de los centros de investigación y desarrollo de esta industria a nivel mundial.

Ante esto, Caussade aseguró que "hay interés de ciertos sectores" en Puerto Rico "de impulsar la ingeniería aeroespacial" en la isla, y con la posibilidad de construir un centro específicamente en el Aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla.

Caussade, no obstante, lamentó que en Puerto Rico "no se hace tanta investigación como debe haber" sobre los temas aeroespaciales, aparte de la que realiza en el Observatorio de Arecibo, el radiotelescopio con el sistema de radar más poderoso del mundo ubicado al norte de la isla.

"Hay iniciativas de investigación de astronomía, con la prioridad de la enseñanza y la educación, y queremos que haya crecimiento", afirmó Caussade, quien propuso que Puerto Rico debe asimilar ideas de Chile y Nueva Zelanda, que se han convertido en países ejemplos que han ampliado sus propuestas externas científicas.

Y como parte de su objetivo para impulsar las ciencias en la isla, Caussade ha propuesto además que las escuelas y en las universidades cuenten con ejemplares de su libro, "A Puerto Rican in the South Pole".

El libro, que se publica gratuitamente en la página www.polartrec.com, cuenta con 256 páginas, que incluye 280 fotos -el 75 % de ellas tomadas por el propio Caussade, según dijo- y quien explicó que el propósito de agregar tantas imágenes a la publicación fue porque "queremos unirnos más a la juventud, que es más visual".

"Mi interés es que la juventud se entusiasme viento do todos estos proyectos en los que la ciencia hace y promueve algo positivo", dijo el asesor estratégico de la Sociedad de Astronomía de Puerto Rico, entidad que presidió durante cinco años.

El libro recoge las memorias de Caussade, quien en enero de 2015 viajó a la estación Amundsen-Scott en el Polo Sur, donde permaneció dos semanas dentro del "IceCube Neutrino Observatory".

El telescopio IceCube, cuya construcción finalizó en 2010 y que tuvo coste de $279 millones, tiene 5,160 sensores que se encuentran insertados dentro de un kilómetro cúbico de hielo bajo la superficie del Polo Sur "constituyendo el mayor instrumento jamás construido para la detección de neutrinos".

Caussade fue seleccionado para ir a la Antártida por PolarTREC, un programa de desarrollo profesional para maestros administrado por el Consorcio para la Investigación Ártica de los Estados Unidos y auspiciado por la Fundación Nacional de Ciencias.

"La narrativa recoge no sólo la rutina que viví durante 18 días en la Antártida, sino también todo lo que pensé, vi y sentí", contó Caussade, quien, sin embargo, lamentó que el libro se haya publicado en inglés, pues esto "causa un tropiezo" para los hispanos que no sepan el idioma.

Caussade, igualmente es el representante afiliado de la NASA Puerto Rico Space Grant Constorium, establecido en el año 1993 y con oficinas en la Universidad de Puerto Rico, que tiene como fin conseguir fondos para adelantar proyectos científicos de la NASA en la isla.


💬Ver 0 comentarios