(semisquare-x3)
Un arqueólogo inspecciona los restos de un caballo descubierto en el sitio arqueológico de Pompeya, en Italia (AP).

Un grupo de arqueólogos descubrió los restos petrificados de un caballo con arnés y montura en el establo de una villa antigua en un suburbio de Pompeya, los cuales se encontraban en perfecto estado de conservación.

El director del parque arqueológico de Pompeya, Massimo Osanna, dijo a la agencia italiana de noticias ANSA que la villa le perteneció a un oficial militar de alto rango, quizás un general, durante los tiempos romanos antiguos.

Los restos de la montura encontrada indican que se trataba de un tipo de silla que utilizaban los militares y el tipo de ornamento era el usado para los desfiles militares, de ahí que los arqueólogos hayan pensado que el caballo estaba ya listo para salir y fue sorprendido por la erupción.

El hallazgo se produjo en una de las zonas donde ya se habían descubierto los restos de otros dos caballos perfectamente bien conservados.

La villa fue originalmente desenterrada a principios del siglo XX, pero gran parte de ella volvió a ser enterrada y desde entonces ha sido objeto de saqueo.

La erupción volcánica del Monte Vesubio destruyó la próspera Pompeya, cercana a la Nápoles de nuestra época, en el año 79 después de Cristo.

Según revela AP, Osanna dijo que los caballos murieron debido a la sofocante ceniza volcánica o vapores asfixiantes


💬Ver 0 comentarios