Estas olas “anormales” son muy difíciles de predecir porque se producen de repente (semisquare-x3)
Estas olas “anormales” son muy difíciles de predecir porque se producen de repente. (EFE)

Fue en 1995 cuando se originó una monstruosa ola de 82 pies en el Mar del Norte, impactando contra una plataforma petrolera.

Conocida como la “Ola Draupner”, marcó un antes y un después en oceanografía. Aunque la plataforma solo tuvo daños menores y ninguno de sus ocupantes resultó herido, se trató de la primera vez que se registró una ola monstruo mediante sensores.

Estas olas “anormales” son muy difíciles de predecir porque se producen de repente, y se suelen atribuir como causas probables de catástrofes marítimas, como el hundimiento de grandes barcos.

Es por ello que, para analizarlas más a fondo, un grupo de científicos de la Universidad de Oxford y de Edimburgo decidieron recrearla en el laboratorio.

La simulación se llevó a cabo en las instalaciones de investigación de energía del océano FloWave, en la Universidad de Edimburgo, donde crearon la ola utilizando dos grupos de ondas más pequeños y variando el ángulo de cruce.

Los investigadores descubrieron que solo era posible reproducir la ola anormal cuando el ángulo de cruce entre los dos grupos era de aproximadamente 120 grados. De esta manera parecen haber encontrado el patrón exacto que provoca la aparición de olas monstruo en alta mar.

Pero eso no fue todo lo que descubrieron, pues las fotografías de alta velocidad a la simulación arrojaron una sorpresa inesperada.

Y es que la ola simulada tiene un parecido sorprendente con un popular grabado japonés que se remonta a 1830, conocido como la gran ola de Kanagawa.

Dicho grabado fue realizado por el artista japonés Katsushika Hokusai, y aunque hasta 1995 las olas monstruo eran una mera leyenda, esta similitud hace pensar que Hokusai llegó a ver una de estas olas, para lo cual se inspiró en la creación de su obra.

Aunque parece que esa incógnita jamás será resuelta, el estudio puede ser el inicio para crear un sistema de satélite que permita predecir con más precisión la formación de estas enormes olas que representan un peligro para las embarcaciones.


💬Ver 0 comentarios