(semisquare-x3)
Turistas visitan el Palacio Gyeongbok en Seúl, Corea del Sur, el 6 de marzo de 2019. (AP/Lee Jin-man)

Seúl, Corea del Sur - El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, planteó el miércoles un proyecto conjunto con China para utilizar lluvia artificial para limpiar el aire en Seúl, donde un acentuado aumento de la contaminación ha activado las alarmas.

Moon dio también instrucciones a funcionarios para acelerar la retirada de las antiguas centrales eléctricas a carbón, según su vocero, Kim Eui-kyeom.

Seúl luchado para atajar el aumento de la contaminación del aire que según los expertos está ligado a la enorme actividad industrial china y a emisiones de autos.

En Corea del Sur, los niveles de polvo fino alcanzaron nuevos máximos la semana pasada, lo que llevó a la gente a cubrirse con máscaras mientras se movían bajo un cielo gris plomizo que los internautas compararon con escenas de la película de animación "Wall-E".

En una reunión con funcionarios gubernamentales, Moon destacó que China estaba "mucho más avanzada" que Corea del Sur en lo relativo a tecnologías para provocar la lluvia y se mostró esperanzado porque la creación de lluvia sobre las aguas que separan las dos naciones pueda mitigar la contaminación, agregó Kim.

En enero, la agencia meteorológica surcoreana fracasó en un experimento para generar lluvia, que incluyó un avión que arrojó químicos a las nubes sobre el mar.

“China ha denunciado que la contaminación de Corea del Sur se mueve hacia Shanghái, por lo que crear lluvia artificial sobre el Mar Amarillo ayudará también al lado chino”, dijo Moon durante el encuentro, según relató su portavoz. El dirigente propuso además que los dos países desarrollen un sistema conjunto para alertas por contaminación, agregó.


💬Ver 0 comentarios