Una de las puntas de lanza descubiertas en Texas (semisquare-x3)
Una de las puntas de lanza descubiertas en Texas. (Center For The Study of The First Americans)

Hasta el día de hoy, los restos de armas más antiguos conocidos en Estados Unidos pertenecían a la llamada cultura Clovis, que se asentó en los actuales territorios de Nuevo México y Arizona hace aproximadamente 13,000 años.

Los miembros de la cultura Clovis fabricaban armas de piedra que usaban para cazar grandes animales, entre ellos mastodontes.

Sin embargo, tras unas excavaciones realizadas en Texas, un grupo de arqueólogos descubrió dos puntas de lanza que datan de unos 15,000 años atrás, lo que la convierte en el arma más antigua encontrada hasta la fecha en esa región.

Esta herramienta está fabricada con roca, y es la primera vez que se encuentra el resto de un arma tan sofisticada en un yacimiento anterior a la cultura Clovis.

En un estudio publicado en Science Advances se describe este descubrimiento realizado en el yacimiento Debra L. Friedkin del complejo arqueológico Buttermilk Creek (Bell County, Texas).

Michael Waters, principal autor del estudio, explica que las puntas pudieron inspirar a la cultura Clovis para desarrollar sus propias armas. Eso, o bien fueron traídas al continente en una migración completamente separada que desconocíamos hasta ahora.

“Nuestro descubrimiento prueba que estas puntas son anteriores a las Clovis. Dada la época del yacimiento, las personas que portaban estas lanzas llegaron desde la costa del Pacífico. Más tarde, otro grupo de personas desarrolló sus puntas de lanza en base a estas o llegaron con su propia tecnología, que terminó en las Clovis que hoy conocemos”, indicó Waters.


💬Ver 0 comentarios