(semisquare-x3)
Los investigadores hallaron al menos 40 animales diferentes además de la amonita. (NIGPAS)

Desde la primera cinta de la saga Jurassic Park, en la que se muestra la escena de un mosquito atrapado en ámbar que luego daría vida a los dinosaurios en la película, este tipo de hallazgos se hicieron populares.

Y aunque en ocasiones anteriores se han hallado plantas y animales de hace millones de años conservados dentro de ámbar, es muy raro encontrar alguna especie marina atrapada en su interior.

Sin embargo, un grupo internacional dirigido por científicos chinos acaba de hacerlo, al identificar un antiguo animal marino en su interior llamado amonita, que data de hace unos 100 millones de años.

Se trata de un molusco cefalópodo ya extinto que vivió en todos los mares en el periodo devónico de la era paleozoica, entre hace unos 400 millones de años y hasta hace 65.5 millones de años.

El hallazgo, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), revela que el ámbar, de unos 9.5mm de ancho y 29mm de alto, se localizó en el norte de Myanmar, y encierra un conjunto de diversos organismos que habitaron tanto en la tierra como en el mar.

El equipo, liderado por el profesor Wang Bo, del Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing, de la Academia de Ciencias China (NIGPAS), utilizó rayos X para obtener imágenes tridimensionales de alta resolución de la amonita, incluyendo sus estructuras en espiral, características clave para identificar estos organismos.

Asimismo, los investigadores hallaron al menos 40 animales diferentes además de la amonita, como arañas, cucarachas, escarabajos y avispas, la mayoría de los cuales vivían en el suelo de los bosques, según el estudio.

Con este descubrimiento surgió la pregunta de ¿cómo un molusco que habita en el mar se conserva en un pedazo de ámbar que también contiene animales terrestres?

La explicación más probable es que una playa de arena cubierta de conchas se ubicó cerca de árboles productores de resina, y los insectos voladores quedaron atrapados en la resina mientras aún estaba en el árbol.

A medida que la resina caía por el tronco, atrapaba organismos que vivían cerca del pie del árbol. Al llegar a la playa, sepultó las conchas y atrapó a los animales que vivían allí.


💬Ver 0 comentarios