(semisquare-x3)
Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista Nature (Caltech/NASA).

La principal teoría sobre la creación del universo es la del Big Bang, que plantea que todo comenzó con una gran explosión hace aproximadamente 13.8 mil millones de años, y que las reacciones químicas posteriores formaron las primeras moléculas. 

Y precisamente, la molécula más antigua que se formó en el universo primitivo, tras el Big Bang, fue detectada por primera vez en una investigación hecha por el Instituto MaxPlanck de Radioastronomía, descubrimiento que fue publicado por la revista Nature, donde se detalla una pieza central de los modelos de evolución química del universo.

Este estudio señala que después del Big Bang, el ion de hidruro de helio (Heh+), que ha sido propuesto durante años como la primer molécula, no se había podido encontrar ninguna evidencia de su existencia en el espacio. 

En un comunicado, Rolf Güsten, autor del estudio, señaló que “la química del universo empezó con el HeH+. La falta de pruebas definitivas de su propia existencia en el espacio interestelar ha sido un dilema para la astronomía durante mucho tiempo”.

Desde 1970, los modelos astroquímicos llevaron a los científicos a creer que el HeH+ pudiera haber existido en una nebulosa planetaria que fue expulsada por estrellas, como lo que sucedió con el Sol durante su última etapa antes de explotar en una supernova. 

Y aunque observar esta molécula en su longitud de onda más fuerte no fue una tarea sencilla, debido a la opacidad de la atmósfera de la Tierra que descartó el uso de cualquier telescopio terrestre, los investigadores se valieron de SOFIA, el Observatorio Estratosférico para la Astronomía Infrarroja. 

Se trata de un jet Boeing modificado que transporta un telescopio, y además es capaz de volar por encima de la atmósfera inferior. Y fue un espectómetro de alta resolución llamado GEAT, el encargado de dictar esta molécula en la nebulosa planetaria NGC 7027. 

“El descubrimiento de HeH+ es una demostración dramática y hermosa tendencia de la naturaleza a formar moléculas”, dijo en un comunicado David Neufeld, coautor del estudio y profesor en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Johns Hopkins.

El mismo investigador señaló que a pesar de los ingredientes poco prometedores que están disponibles, la mezcla del hidrógeno con el gas no reactivo del helio, sumados a un ambiente extremo de miles de grados fahrenheit, son los creadores de esta molécula frágil, que pudieron comprender al utilizar modelos teóricos que desarrollaron en esta investigación.  


💬Ver 0 comentarios