El último efecto Fujiwhara se dio en julio de este año, con los fenómenos Irwin y Hilary. (horizontal-x3)
El último efecto Fujiwhara se dio en julio de este año, con los fenómenos Irwin y Hilary. (NASA Earth Observatory)

Hace unos días se hablaba de la cercanía en la trayectoria de los huracanes María y José al este de Estados Unidos, hasta la posibilidad de llegar a juntarse, algo que finalmente quedó descartado.

¿Pero qué hubiera ocurrido en caso de haberse fusionado ambos fenómenos naturales? Pues nada más y nada menos que el efecto conocido como Fujiwhara.

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), detalló al diario El País que se trata de la interacción entre dos ciclones tropicales que hace que orbiten el uno en torno a otro.

Esto se puede dar cuando coinciden dos tormentas tropicales o huracanes (que son más potentes). El hecho de pensar en esta unión nos hace imaginarnos un panorama catastrófico, sin embargo esto no es significado de una devastación, o al menos no en todos los casos.

De acuerdo con Del Campo, si uno de los ciclones es más potente que el otro, el más débil se convertirá en una especie de satélite que orbita alrededor del de mayor intensidad, y la fuerza de los vientos del de mayor categoría podría expulsar al menor.

Pero cuando ambos fenómenos son igual de potentes la situación cambia. Si ambos colisionan existe la posibilidad de que formen un solo huracán mucho más fuerte, o bien que únicamente se amplíe su radio de acción, es decir que el área afectada por fuertes vientos, lluvias torrenciales y mareas ciclónicas es mayor.

Hace unos días varios meteorólogos señalaban la posibilidad de que los rumbos de José y María los llevarían a protagonizar un efecto Fujiwhara, específicamente entre el sábado 23 y el martes 26, pero luego el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), anunció que José se degradó a tormenta tropical, lo que desechó esa probabilidad

Y si acaso te preguntas cuándo fue la última ocasión que se presentó un efecto Fujiwhara, se dio este mismo año, cuando Irwin y Hilary se formaron en julio en aguas del Pacífico de México.

En este caso el choque hizo que sus recorridos cambiaran de direcciones. Hilary cambió el rumbo de Irwin, que se dirigía al oeste, y continuó su camino hacia el norte.


💬Ver 0 comentarios