El manatí Aramaná se alimenta con lechuga. (GFR Media) (horizontal-x3)
El manatí Aramaná se alimenta con lechuga. (GFR Media)

Uno de los cuatro manatíes que se encuentran en el Centro de Conservación de Manatíes de la Universidad Interamericana en Bayamón será liberado en septiembre, informó hoy el director de dicha entidad, el biólogo marino Antonio Mignucci.

Se trata de Aramaná, un macho que fue rescatado cuando bebé en aguas de Dorado el 18 de mayo de 2011. El mamífero se quedó huérfano, por lo que necesitaba ayuda para alimentarse. En 2016 atravesó, sin éxito, un proceso de ser liberado.

“Va a ser examinando hoy para empezar a salar a la piscina”, precisó Mignucci.

Actualmente, el Centro de Conservación de Manatíes alberga a Guacara, rescatado en el estado de Florida; a Tureygua, encontrado en Isabela; Mabó, quien tiene año y medio y fue encontrado en la Bahía de San Juan, así como a Aramaná. Este último mamífero es el único que tiene programado una reintegración al hábitat natural este año.

Mignucci indicó que todavía no se sabe dónde será liberado Aramaná, pues está pendiente una reunión con personal de Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, así como el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos para estipular el proceso.

Sin embargo, comentó que por lo general las liberaciones se realizan en Punta Salinas, Toa Baja.

De hecho, Aramaná fue liberado por primera vez el 13 de julio de 2016, junto a la manatí Yuisa, en Punta Salinas.

Un mes después, específicamente el 17 de agosto de 2016, los mamíferos tuvieron que ser relocalizados por motivos de seguridad. En esos días un barco crucero de American Cruise Ferries enfrentó un incendio en la costa cercana a la Termoeléctrica en Levittown y encayó. Se temía que se registrara un derrame de diésel en el lugar que afectara a estos animales. 

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre estadounidense eliminó en 2017 al manatí de la lista de especies en peligro de extinción y pasó a ser una especie amenazada. 

Mignucci contó que en septiembre de ese año los manatíes fueron devueltos al mar. No obstante, Aramaná fue rescatado nuevamente el 24 de diciembre de 2016.

“Había perdido 300 libras”, dijo el biólogo marino.

Ya Aramaná se ha recuperado. Pesa 550 libras, dijo.

Por otro lado, Mignucci indicó que no se sabe nada de la manatí Yuisa, que fue rescatada en Loíza en el 2013.

“Nos abandonó por completo. Desde que se liberó, la seguimos por cuatro meses y no sabemos de ella... Tenía un transmisor, se apagó y lo recobramos. No ha aparecido muerta. Así que estamos felices que está haciendo su vida por ahí”, manifestó.

El Centro de Conservación de Manatíes, dirigido por la Red Caribeña de Varamientos y la Universidad Interamericana de Puerto Rico, se dedica a la conservación de manatíes a través de programas de rescate y respuesta a varamientos, rehabilitación y cuidado veterinario, investigación poblacional, así como orientación comunitaria.


💬Ver 0 comentarios