La Estación Espacial Internacional. (Shutterstock)

La nave espacial Dragon 1, que es de carga y la cual pertenece a Space X (propiedad de Elon Musk), terminó su tiempo de actividad y hace unas horas realizó su último viaje, para quedarse para siempre en el planeta Tierra.

Dragon 1 se encuentra ya sumergida en el océano Pacífico aproximadamente a 310 millas al suroeste de Long Beach, California.

La tarea de esta nave espacial era la de reabastecer carga especificada por la NASA para llevarla a la Estación Espacial Internacional (ISS).

La nave cayó a las aguas del océano Pacífico en un paracaídas. Estaba anclada a la ISS. La primera cápsula Dragon 1 llegó a la estación en octubre de 2012. A partir de esa fecha, las naves no tripuladas han viajado varias veces llevando equipo técnico, alimentos, animales, documentos, por mencionar algunas de las cosas.

La Dragon 1 que soltó su brazo robótico de la ISS es una CRS-20. Era su vigésimo viaje fuera de la Tiera. Con su jubilación, se termina una era importante para Space X: se acaba el contrato de suministros que tenían con la NASA y el cual se firmó en el 2008.

Ahora ese lugar lo tomará una CRS-2, la nueva Dragon 2, mucho más moderna y con tecnología más avanzada, además de que permite viajes tripulados a diferencia de su antecesora.


💬Ver 0 comentarios