El eclipse visto desde Hollywood en Los Ángeles. (AP) (semisquare-x3)
El eclipse visto desde Hollywood en Los Ángeles. (AP)

Cabo Cañaveral, Florida — La luna brinda un inusual triple espectáculo cósmico hoy: por primera vez en 37 años, una superluna coincide con luna azul y un eclipse lunar total.

Hawái y Alaska tienen los mejores asientos, junto con el Yukón canadiense, Asia y Australia. El oeste de Estados Unidos, junto con Rusia, también disfrutaron del espectáculo. En cambio, la costa atlántica de Estados Unidos, Europa, la mayor parte de América Latina y África no pudieron ver el eclipse.

Se llama luna azul al segundo plenilunio en un mes calendario. Esta vez coincide con el perigeo de la luna, el punto de la órbita en que nuestro satélite está más cerca de la Tierra, lo que permite una visión más grande y brillante que lo habitual. Si a esto se suma un eclipse total, también llamado luna sangrienta por su color rojizo, el espectáculo es algo de recordar.

La NASA lo llama la trifecta lunar, la primera superluna azul sangrienta desde 1982, una combinación que no se repetirá hasta el 2037.

La agencia espacial mostró todo el eclipse visto a través de telescopios en tierra mediante el streaming en vivo.

El eclipse lunar se produce cuando el sol, la Tierra y la luna están perfectamente alineados y la sombra del planeta se proyecta sobre su satélite.

Los científicos se aprestan a medir la brusca caída de la temperatura en la superficie lunar. Durante la totalidad, que durará más de una hora, la temperatura caerá 100 grados Fahrenheit, dijo el científico Noah Petro, del Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland. Petro está a cargo del “Lunar Reconnaissance Orbiter”, una nave que rodea la luna desde el 2009. Su equipo tomará precauciones especiales para que la sonda no se enfríe durante el eclipse.

Esto para los aficionados a los detalles numéricos: la luna se encontrará a 223,820 millas en el pico del eclipse.


💬Ver 0 comentarios