Los artefactos analizados fueron encontrados en una región donde el abedul es escaso, lo que plantea la cuestión de cómo se adquirió (Shutterstock).

Una serie de recientes hallazgos revela que el alquitrán de corteza de abedul, podría considerarse como el pegamento más antiguo del mundo, ya que estuvo en uso durante al menos 50,000 años, desde el Paleolítico hasta la época de los galos.

A través de un comunicado publicado por la Universidad de Cambridge, se señala que este adhesivo elaborado a base de corteza de abedul calentada, sirvió para manipular herramientas y decorar objetos.

En un principio, los científicos pensaron erróneamente que había sido abandonado en Europa occidental al final de la Edad del Hierro (800-25 antes de Cristo) y reemplazado por resinas de coníferas, tal como lo revela la revista Antiquity.

Sin embargo, al estudiar artefactos que se remontan a los primeros seis siglos de nuestra era a través de análisis químicos y arqueológicos, investigadores franceses descubrieron que se estuvo utilizando alquitrán de abedul al menos hasta la antigüedad tardía.

“La presencia de alquitrán de corteza de abedul en la mayoría de las muestras demuestra la persistencia de una práctica establecida en el periodo romano”, señala el estudio liderado por Martine Regert.

Posteriormente, los mismos artefactos fueron examinados en relación con la evidencia textual y ambiental, y los resultados detectan la transmisión de conocimientos técnicos y el desarrollo de redes comerciales de larga distancia asociadas con alquitrán de corteza de abedul.

Cabe señalar que los artefactos analizados fueron encontrados en una región donde el abedul es escaso, lo que plantea la cuestión de cómo se adquirió, y son testimonio de la fuerza de la tradición entre los galos.


💬Ver 0 comentarios