Una mordida puede provocar parálisis y ningún medicamento puede combatir su toxina (Shutterstock).

Dentro del reino animal podemos encontrar diversas especies que asombran por su belleza, aunque algunas de ellas representan un gran riesgo para el ser humano, y una de las más peligrosas habita en los océanos.

Se trata del pulpo de anillos azules, cuyo nombre científico es “Hapalochlaena fasciata”, una especie que, pese a su diminuto tamaño, es considerada una de las criaturas más venenosas del planeta.

Este animal, que regularmente se le encuentra en las aguas entre Japón y Australia, asombra por el efecto visual que causa al emitir rayos azules circulares por todo su cuerpo, sin embargo, esto lo hacen cuando se sienten amenazados, por lo que se trata de una advertencia para los depredadores.

Su piel es amarillenta y pasan completamente desapercibidos entre rocas y fondos oceánicos, hasta que se sienten atacados al entrar en contacto con otro animal, entonces cambian de color rápidamente y exhiben sus brillantes anillos azules.

Este intenso color se debe a la presencia de ciertas bacterias tóxicas, las cuales liberan un poderoso veneno capaz de matar hasta 26 personas en pocos minutos, según revela el sitio Nautical News Today.

Incluso, una mordida puede provocar parálisis y ningún medicamento puede combatir su toxina. Al menos tres muertes en Australia se han atribuido a los pulpos de anillos azules.

Aunque representan un gran riesgo para el hombre debido a que esta especie suele vivir en aguas poco profundas, solo atacan si se sienten amenazados. Cuando se han presentado eventos fatales se debe a que son pisados por accidente o retirados de su hábitat.


💬Ver 0 comentarios