(horizontal-x3)
Algunas especies de animales como las palomas pueden tener las habilidades de tomar decisiones hasta cierto punto abstractas. (EFE)

En el reino animal existen rangos de inteligencia de mayor a menor grado, donde algunas especies destacan notoriamente por encima de otras, y en este rango de clasificación comprensivo-cognitivo emergió una especie que tal vez no figuraba entre las más destacadas.

Se trata ni más ni menos que de las palomas, estas aves que usualmente se encuentran presentes en nuestra vida cotidiana, pero que hasta antes de un estudio realizado por la Universidad de Iowa no representaban más que un lindo y “sucio” animal que habitaba en los parques y en las iglesias. 

La investigación publicada en la revista Current Biology, dio a conocer que estas aves tienen la capacidad de pensar y razonar de manera compleja, inclusive al grado de poder distinguir tanto el espacio como el tiempo.

Estos animales fueron sometidos a diferentes evaluaciones, como el de ponerlas frente a una pantalla donde se mostraban líneas largas y líneas cortas durante dos segundos y otras más durante ocho.

Fue así que las palomas pudieron comprender que al presionar con su pico uno de los cuatro botones que, representados por una línea corta, larga, veloz o lenta, tenían la posibilidad de recibir como recompensa su alimento.

La investigación arrojó que la longitud de la línea afectaba la comprensión de las palomas sobre la duración de la misma. Esta interacción del espacio y el tiempo fue paralela a la investigación realizada con humanos y primates, donde reveló la codificación neuronal entre ambas dimensiones físicas.

Los investigadores creían anteriormente que la corteza parietal era el lugar de esta interacción. Sin embargo, debido a que las palomas carecen de una corteza parietal aparente, los hallazgos sugieren que este no es siempre el caso.

"De hecho, la destreza cognitiva de las aves ahora se considera cada vez más cercana a la de los primates humanos y no humanos", dijo el profesor de psicología experimental en el departamento de ciencias psicológicas y cerebrales de la misma universidad, Edward Wasserman, para la publicación de la institución. "Esos sistemas nerviosos aviares son capaces de logros mucho mayores de lo que el término peyorativo 'cerebro de pájaro' sugeriría", concluyó.

Este descubrimiento confirma a la comunidad científica que algunas especies de animales de orden inferior, como las aves, los reptiles y los peces pueden tener las habilidades de tomar decisiones hasta cierto punto abstractas y con alto nivel.


💬Ver 0 comentarios