Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Estaba enterrado a una profundidad de unos 16 pies (Ministerio de Antigüedades de Egipto).

Un equipo de arqueólogos en Egipto descubrió un gigantesco sarcófago fabricado con granito durante una excavación en el distrito de Sidi Gaber de Alejandría, según informó el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

Estaba enterrado a una profundidad de unos 16 pies, y los primeros exámenes parecen indicar que pertenece al periodo ptolemaico, una era de la historia egipcia que comenzó en el 323 a.C. tras la muerte de Alejandro Magno y terminó en el 30 a.C. tras la muerte de Cleopatra VII y la invasión de los romanos.

Pero lo más impresionante es su gran tamaño, ya que mide casi 10 pies. Los arqueólogos han explicado que el estado de la capa de mortero situada entre la tapa y el cuerpo principal indica que el sarcófago no había sido abierto nunca, con lo que el cuerpo allí conservado estuvo a salvo de los saqueadores de tumbas.

Asimismo, el equipo encontró una cabeza tallada hecha de alabastro que se cree que representa al dueño de la tumba.

El alabastro es una roca blanda, comúnmente utilizada para tallar. Desafortunadamente, el rostro de la estatua fue deteriorado hasta hacerlo irreconocible.


💬Ver 0 comentarios