(vertical-x1)
La catedrática dirigió el programa que fue pionero en la eliminación de la transmisión del VIH de madres a infantes. (Ana María Abruña Reyes)

La investigadora Carmen Zorrilla, catedrática de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, fue reconocida por el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación dePuerto Rico (PRTC, por sus siglas en inglés) con el Premio Bajarí.

El galardón, cuya palabra bajarí es taína y se significa alta distinción, se otorga como representación del camino que los investigadores siguen para innovar y lograr reconocimientos en sus campos.

Recibir el premio Bajarí, que también representa nuestra herencia cultural y valores, magnifica el orgullo del trabajo y compromiso por los avances científicos, la investigación en salud y el impacto en las vidas de mujeres y niños puertorriqueños”, expresó la doctora Zorrilla.

A lo largo de su trayectoria profesional, Zorrilla se ha destacado por su compromiso en salvaguardar la seguridad de las madres, los infantes y las familias a las que atiende a través de la Unidad de Ensayo Clínico (CTU por sus siglas en ingles). Desde el 2006, la CTU utiliza fondos federales para desarrollar nuevos tratamientos para los pacientes infectados con el virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Nuestro trabajo facilitó que Puerto Rico fuese pionero en el cernimiento de VIH durante el embarazo, en establecer la política pública de ofrecer tratamiento gratuito para reducir el riesgo de transmisión del VIH en el parto y pionero en la eliminación de la transmisión del VIH de madres a infantes. El éxito se puede medir en niños saludables y esperanza para las familias que de otra forman hubiesen necesitado intervenciones costosas. Por esto, el éxito también se mide en el ahorro de costos de tratamientos que nunca fueron necesarios por tener niños saludables”, destacó la doctora, cuyo trabajo reciente sobre el cuidado prenatal grupal ha resultado en una reducción de la tasa de bebés de bajo peso y nacimientos prematuros.

Los avances científicos para los pacientes con VIH que ha logrado la CTU, en conexión con otras clínicas internacionales, son muchos. Según enumeró la doctora en una pasado entrevista, entre ellos destacan: un proyecto de combinación de drogas nuevas para los pacientes con Hepatitis C y VIH, de modo que sufran menos efectos secundarios, así como la eliminación de transmisión del VIH de madre a infante, lo cual comenzó por estudios clínicos, también “se ha estudiado la aceptabilidad de microbicidas en hombres que tienen sexo con hombres, un producto que se espere combata el virus”, al igual que el desarrollo de un inyección para la prevención que se parece a la inyección anticonceptiva que se utiliza cada tres meses, entre otros. 

Temprano en su carrera profesional la doctora Zorrilla tuvo la oportunidad de contar con la mentoría del destacado Dr. Karlis Adamsons.

Nunca olvidaré que un día me dijo: Nunca te cases con una hipótesis. Pues esto no permitirá que surjan nuevas ideas y explicaciones a lo que observes. Así se desarrolló mi curiosidad científica. Esto se complementó con los valores recibidos en mi crianza por mis padres Frank e Irma”, dijo la reconocida pediatra, cuya dedicatoria fue dirigida a su hija Carmen Beatriz, a sus compañeros de CEMI y a todas las pacientes que algún día compartieron sus historias con ella y con Puerto Rico.

Para Zorrilla su trabajo como investigadora es más que los avances científicos, se trata de un conglomerado de esfuerzos comunitarios para mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como combatir el estigma social que sufren.

En el momento que el VIH tiene nombre y apellido el estigma desaparece”, explicó sobre cómo cambia la percepción de las personas cuando tienen un amigo o familiar con el virus.


💬Ver 0 comentarios