(semisquare-x3)
Estudiar las pruebas de esta era puede proporcionar pistas sobre el futuro del planeta (Instituto Grantham para el Cambio Climático).

El aumento de la temperatura a nivel global es un problema que preocupa en gran medida a la comunidad científica, y la región de la Antártida es en donde se está manifestando de manera preocupante.

Así lo reveló un grupo de científicos de la Royal Meteorological Society y el Instituto Grantham para el Cambio Climático, tras advertir que el calentamiento provocado por el hombre podría volver verde a la Antártida, a medida que las capas de hielo se encogen y las plantas comienzan a colonizar la tierra que se encuentra debajo.

Según revela Daily Mail, la situación podría ser comparable a lo ocurrido en el periodo del Plioceno, hace tres millones de años, si es que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera no disminuyen.

Al respecto, la profesora Dame Jane Francis, directora del British Antarctic Survey, dijo que se han encontrado restos de los bosques de la Antártida, que probablemente se remontan a la época del Plioceno.

Los investigadores, creen que estudiar las pruebas de esta era puede proporcionar pistas sobre el futuro del planeta, y así ayudar a los humanos a comprender las presiones que pueden enfrentar.

Los niveles de CO² en la atmósfera alcanzaron en promedio 400 partes por millón (ppm) por primera vez en 2015, según muestran las cifras de la Organización Meteorológica Mundial.

Si las emisiones de dióxido de carbono continúan a las tasas actuales, los niveles podrían elevarse a 1000 ppm para 2100, señaló el profesorMartin Siegert, codirector del Instituto Grantham.

Esto es lo mismo que los niveles estimados hace alrededor de 100 millones de años, cuando los dinosaurios vagaban por la tierra y la Antártida era más cálida y mucho más verde.


💬Ver 0 comentarios