El objetivo de estas evaluaciones es identificar las áreas más dañadas y así poder asignar los recursos de manera adecuada (semisquare-x3)
El objetivo de estas evaluaciones es identificar las áreas más dañadas y así poder asignar los recursos de manera adecuada. (NASA/JPL-CALTECH)

California lleva varios días asolada por un incendio forestal que ha cobrado la vida de 48 personas hasta el momento, y que ha dejado reducida a cenizas un área de 50 millas cuadradas.

Las recientes cifras reveladas por el Departamento Estatal de Forestación y Protección de Incendios, indican que cerca de 7,600 casas fueron destruidas y que hay más de 220 personas desparecidas.

Ante esta situación, la NASA está aplicando tecnología satelital para observar desde el espacio la evolución de estos siniestros, por lo que en el Jet Propulsion Laboratory de la agencia espacial, se están generando mapas para evaluar los daños mediante imágenes de radar de apertura sintética, de los satélites Copernicus Sentinel-1.

En estas imágenes satelitales se muestran las áreas que resultaron afectadas por el incendio de Woolsey, las cuales son señaladas en un recuadro rojo, mientras que el color amarillo indica el aumento en el cambio o daño en la superficie del suelo.

El mapa demuestra las graves afectaciones en la ciudad de Paradise, una de las zonas más devastadas, mientras que el equipo de ARIA comparó los datos de ambas imágenes con Google Crisismap para su validación preliminar. El objetivo de estas evaluaciones es identificar las áreas más dañadas y así poder asignar los recursos de manera adecuada.

Así lucen los incendios vistos desde las imágenes satélites tomadas por Copernicus Sentinel-1 (NASA/JPL-CALTECH)

El terrible incendio comenzó el martes pasado al norte de California y en menos de 24 horas, arrasó con más de 28,000 hectáreas, algo que el científico Neil Laureau, especialista atmosférico de la Universidad de Nevada, atribuyó a los fuertes vientos que llegan con gran potencia desde la cresta de Sierra Nevada.



💬Ver 0 comentarios