El centro de la tormenta se encontraba 275 millas al este-nordeste de cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y avanzaba con rumbo este-nordeste a 8 millas por hora. (horizontal-x3)
El centro de la tormenta se encontraba 275 millas al este-nordeste de cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y avanzaba con rumbo este-nordeste a 8 millas por hora. (Captura / NOAA)

Waves, Carolina del Norte - La tormenta María se adentró por fin en el Atlántico en dirección este, dando un respiro a Estados Unidos y el Caribe tras más de un mes de amenaza del clima tropical.

Más sobre el huracán María

No se registraron heridos al paso de María por el territorio continental estadounidense. El meteoro azotó principalmente al vulnerable archipiélago de los Outer Banks de Carolina del Norte, con olas y aguas crecidas desde ambos lados de las islas. 

El agua sobrepasó en ocasiones la única autopista que conecta la isla de Hatteras con el continente, según las autoridades. 

Se esperaba que la situación mejorase con rapidez el jueves en los Outer Banks conforme María avanzara el este a gran velocidad, permitiendo reabrir a las escuelas, así como la retirada de arena de las carreteras y la reanudación de los ferrys que conectan la isla de Ocracoke. 

El sistema se debilitó a tormenta tropical el jueves por la mañana, con vientos sostenidos máximos de cerca de 70 millas por hora, y se esperaba que registrara pocos cambios en los dos próximos días. 

El centro de la tormenta se encontraba 275 millas al este-nordeste de cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y avanzaba con rumbo este-nordeste a 8 millas por hora. 


💬Ver 0 comentarios