Imagen de satélite de la baja presión. (Captura / NOAA) (horizontal-x3)
Imagen de satélite de la baja presión. (Captura / NOAA)

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) comenzó hoy a vigilar una amplia zona de aguaceros y tronadas que se desarrolla al sur de Cuba y que tiene un bajo potencial de desarrollo ciclónico.

Se trata del primer sistema que pone en alerta a la agencia meteorológica en el océano Atlántico tras comenzada la temporada de huracanes el pasado 1 de junio.

Previo a comenzar la temporada, se formó la tormenta subtropical Alberto en la zona del mar Caribe, la cual afectó con fuertes lluvias a Cuba, Florida, Alabama y otros estados del sureste de los Estados Unidos.

Según el informe emitido a las 8:00 a.m., la baja presión se moverá en los próximos días sobre territorio de América Central y la Península de Yucatán.

“Independientemente de su desarrollo, este disturbio probablemente produzca lluvia localmente fuerte sobre sectores de Nicaragua, Honduras, Belice, Guatemala y la Península de Yucatán hasta el jueves”, detalla el informe meteorológico.

En el periodo que afecte a esta porción de América Central, el sistema tendrá 10% de potencial de desarrollo ciclónico. Mientras, en un periodo de cinco días tiene un 20%.

No obstante, el NHC advirtió que “las condiciones ambientales pudieran tornarse un poco más conducentes para algún desarrollo cuando el sistema se mueva sobre el suroeste del Golfo de México al finalizar la semana”.

Cabe destacar que la trayectoria trazada hasta el momento por el NHC no establece que Florida, donde residente miles de puertorriqueños, pudiera estar amenazado por el sistema. En la mira sí están México y Texas, luego de que el sistema alcance el Golfo de México. 

Las estadísticas del NHC establecen que un 30% de los sistemas con bajo potencial ciclónico llegan a desarrollarse como una depresión, tormenta ohuracán.


💬Ver 0 comentarios