Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El ingeniero Alfredo Santoni, especialista de proyectos, y Carlos Pérez, técnico de electrónica, en la torre de alta frecuencia. (Suministrada / suagm.edu)

El Observatorio de Arecibo, una infraestructura puertorriqueña que cuenta con el radiotelescopio de un sólo plato más grande y sensitivo del mundo, ha instalado transmisores de alta potencia que permitirán a los científicos estudiar la ionosfera en mayor profundidad.


💬Ver 0 comentarios