Si la teoría de Einstein es cierta, entonces un agujero negro, nacido de las colisiones cósmicamente temblorosas de dos agujeros negros masivos, debería “sonar” después (NASA).

Un grupo de científicos del MIT (Massachusetts Institute of Technology) lograron escuchar el timbre que se produce en el momento en el que un agujero negro nace, de acuerdo al sitio Phys.org.

Gracias a este estudio, los científicos pudieron determinar que las ecuaciones que en su momento fueron hechas por el físico alemán Albert Einstein, relacionadas con la teoría de la relatividad, no están nada alejadas de la realidad.

Si la teoría de Einstein es cierta, entonces un agujero negro, nacido de las colisiones cósmicamente temblorosas de dos agujeros negros masivos, debería “sonar” después.

Einstein predijo que el tono y la desintegración particulares de estas ondas gravitacionales deberían ser una firma directa de la masa y el giro del agujero negro recién formado.

Y ahora que los investigadores del MIT lograron escuchar el sonido de un agujero negro recién nacido, descubrieron que el patrón de este sonido predice la masa y el giro del mismo, más evidencia de que Einstein tuvo razón todo el tiempo.

Los resultados de los hallazgos, que también fueron publicados en la revista científica Physical Review Letters, "favorecen la idea de que los agujeros negros carecen de cualquier tipo de ‘cabello’”, una metáfora que se refiere a la idea de que los agujeros negros, según la teoría de Einstein, deberían exhibir solo tres propiedades observables: masa, espín y carga eléctrica.

Todas las demás características, que el físico John Wheeler denominó “cabello”, deberían ser tragadas por el agujero negro en sí, y por lo tanto no serían observables.

Sin embargo, los resultados del estudio amparan la idea de que los agujeros negros no tienen “cabello”. Y fue mediante las ecuaciones de Einstein, que los investigadores calcularon la masa y el giro que debería de tener el agujero, dado su patrón de sonido. Los resultados coincidieron con otros cálculos previamente realizados por otros científicos.

"Todos esperamos que la relatividad general sea correcta, pero esta es la primera vez que lo confirmamos de esta manera", declaró el autor principal del estudio, Maximiliano Isi, investigador del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT.


💬Ver 0 comentarios