(semisquare-x3)
Algunos reptiles son codiciados por sus pieles, y se convierten en artículos de moda de alta gama como zapatos, cinturones y bolsos (EFE).

Las fuerzas policiales de 22 países llevaron a cabo el mayor operativo a nivel global para desmantelar una red comercial de reptiles, logrando el arresto de 22 personas, así como el rescate de más de 4,000 ejemplares vivos de diversas especies.

Estas acciones se realizaron durante abril y mayo en aeropuertos, centros de cría y tiendas de mascotas en Europa y América del Norte, principalmente.

La iniciativa, llamada Operación Blizzard, fue coordinada por la Interpol y Europol en respuesta al comercio ilegal de serpientes, tortugas y otros reptiles protegidos, ya que el tráfico de estos animales está amenazando a algunas especies con la extinción, y también alimenta los brotes de enfermedades entre los seres humanos. 

Según revela National Geograhic, el comercio de reptiles exóticos ha explotado en las últimas dos décadas, con millones de animales ahora importados, legal e ilegalmente, en la Unión Europea y Estados Unidos como animales domésticos. 

Algunos reptiles también son codiciados por sus pieles, y se convierten en artículos de moda de alta gama como zapatos, cinturones y bolsos. 

Además, existen pocas protecciones para los reptiles, pues solo alrededor del 8 por ciento de las aproximadamente 10,000 especies están incluidas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, el tratado internacional que regula el comercio de vida silvestre a través de las fronteras nacionales.

Como parte de la Operación Blizzard, las autoridades de 22 países, incluidos Nueva Zelanda, Italia, España, Sudáfrica y Estados Unidos, revisaron los informes de inteligencia, hicieron referencia a casos anteriores, monitorearon las redes sociales y realizaron inspecciones específicas de las instalaciones de reproducción

Sergio Tirro, gerente de proyectos para delitos ambientales en Europol, indicó a National Geographic que el intercambio de información a través de las fronteras les permitió identificar a más de 180 sospechosos.

"Esta operación demuestra claramente el valor de la cooperación internacional" dice Chris Shepherd, director ejecutivo de Monitor, una organización sin fines de lucro en la Columbia Británica, Canadá, dedicada a combatir el comercio ilegal de vida silvestre. "También ilustra la escala de este comercio masivo y bien organizado".

Hasta el momento sehan realizado seis arrestos en Italia y otros seis en España, y se esperan nuevos arrestos y procesamientos, según un comunicado de Interpol. 

En uno de los casos, informó Europol a través de un comunicado, un pasajero en un aeropuerto llevaba 75 tortugas vivas en su equipaje sin el papeleo requerido. 

Las incautaciones incluyeron más de 20 cocodrilos y caimanes, seis serpientes boa de arena kenianas encontradas en carga aérea en los EE.UU., y 150 artículos hechos de pieles de reptiles, incluidos bolsos, correas de reloj, medicinas tradicionales y productos de taxidermia. 

Aunque el enfoque principal de la operación se centró en los reptiles, la policía también atrapó a otros animales y productos de la vida silvestre, como búhos vivos, halcones, cisnes y marfil de elefante.


💬Ver 0 comentarios