Otros casos de entierros con dos figuras tomados de la mano siempre involucraron a un hombre y una mujer (Universidad de Bolonia).

En el 2009 fueron descubiertos dos esqueletos enterrados juntos, en una necrópolis debajo de lo que ahora es la ciudad de Módena en Italia. 

Los dos cuerpos habían sido enterrados en la misma tumba durante la era romana entre los siglos IV y VI. Lo que resaltaba era que estaban tomados de la mano, y hay indicios de que originalmente se estaban mirando el uno al otro; uno de ellos llevaba un anillo de bronce.

La pareja ha representado durante un largo periodo el mito del “amor eterno”, y al ser llamados los "Amantes de Módena" han sido comparados con Romeo y Julieta, los amantes condenados de William Shakespeare, que vivían en el norte de Italia.

Pero una reciente investigación científica, la cual fue publicada en la revista científica Scientific Reports, ha revelado que los románticos esqueletos pertenecen nada menos que a dos hombres.

Mediante la utilización de una nueva técnica que analizó la proteína en el esmalte dental de los dos esqueletos mal conservados, un equipo de investigadores de la Universidad de Bolonia concluyó que los cuerpos eran en realidad de dos hombres.

Cabe resaltar que esta manera de ser enterrados parecer ser realmente inusual. "En la actualidad, no se conocen otros entierros de este tipo", dijo Federico Lugli, autor principal del estudio, al diario italiano La Repubblica.

"Otros casos de entierros con dos figuras tomados de la mano siempre involucraron a un hombre y una mujer", comentó.

El estudio indica que “el descubrimiento de dos hombres adultos enterrados intencionalmente de la mano puede tener profundas implicaciones para nuestra comprensión de lo funerario, “prácticas en la antigua Italia”, dijo Luigli al citado medio.

Y agregó: “Si la pareja hubiera sido amante, habría sido inusual en ese periodo que su relación hubiera sido reconocida en el entierro. Dado que los dos individuos tienen edades similares, podrían ser parientes, como hermanos o primos", continuó.

"O podrían ser soldados que murieron en la batalla: la necrópolis en la que fueron encontrados podría ser un cementerio de guerra".

Sin embargo, hasta el momento el vínculo que había entre los dos hombres en la tumba de Módena es aún un "misterio", expresó Lugli.

Los dos habrían vivido en la antigua ciudad de Mutina. Sus restos fueron descubiertos durante los trabajos de construcción 1,500 años después de ser enterrados.


💬Ver 0 comentarios