El oso de las cavernas habitaba desde la frontera de Europa con Asia hasta el norte de España, y tenía una alimentación estrictamente vegetariana (University of Zurich).

A lo largo de la historia, diversas especies de animales se han extinguido luego de habitar la Tierra hace miles de años, y aunque varios factores llevaron a su desaparición, muchas de estas extinciones han sido provocadas por el hombre.

Sin embargo, se desconocía cuál fue la primera especie cuya extinción se le atribuye al ser humano, pero un reciente estudio señala que pudo tratarse del oso de las cavernas, el cual habría dejado de existir hace unos 20,000 años.

La investigación, publicada recientemente en la revista Scientific Reports, señala que la disminución de su población fue anterior a la etapa de enfriamiento climático que tuvo lugar hace unos 30,000 años.

El oso de las cavernas habitaba desde la frontera de Europa con Asia hasta el norte de España, y tenía una alimentación estrictamente vegetariana.

De acuerdo con los autores del estudio, el declive que el oso de las cavernas experimentó ocurrió hace 40,000 años con la propagación de los humanos modernos en Europa.

Además, estos animales, que pesaban alrededor de una tonelada y medían casi 7 pies, habrían perdido su lucha por los recursos, pues eran dependientes de las cuevas en las que vivían, algo que podría haber supuesto una disputa con los neandertales, pero especialmente con los humanos anatómicamente modernos.

Las conclusiones de la investigación se basan en los resultados de los análisis genéticos realizados a fósiles de osos cavernarios encontrados en 14 yacimientos de Suiza, Polonia, Francia, España, Alemania, Italia y Serbia.

Y aunque otros factores también influyeron en su extinción, los encargados del estudio aseguran que la principal causa fue la actividad humana, que dejó a su población fragmentada y vulnerable.

Al respecto, Verena Schuenemann, autora principal del trabajo, declaró a El Mundo que anteriores estudios arqueozoológicos ya habían encontrado pruebas de que los humanos modernos cazaban osos cavernarios, como fragmentos de herramientas de piedra en huesos de esta especie.


💬Ver 0 comentarios