(horizontal-x3)
La erupción de un volcán puede ocasionar grandes daños ya que arroja lava, magma y material volcánico que puede viajar a varias millas de distancia. (AP)

Ante la naturaleza siempre se debe demostrar respeto. Los catastróficos desastres naturales que golpean diferentes lugares de nuestro planeta son una muestra de lo pequeño que el hombre puede ser ante estos eventos, por lo que siempre se debe estar alerta ante los peligros que estos representan.

Una nueva amenaza natural salió a la luz, luego de que un grupo de científicos diera a conocer que una cúpula de lava gigante en la cámara de magma derrumbada del volcán Kikai podría hacer erupción.

Investigadores de la Universidad de Kobe detectaron que este domo tiene casi ocho millas cúbicas de magma atrapado.

En realidad, esta clase de formaciones y acumulaciones de lava no son nuevas para el volcán, pero lo verdaderamente preocupante es que poco a poco y de manera silenciosa este material podría originar una súper erupción.

Los científicos alertaron y pudieron concluir que un estallido de tales magnitudes pondría en peligro a casi 100 millones de personas. Este volcán sumergido, que estalló por primera vez hace 7,300 años, podría estar preparándose para regresar.

Los temores y preocupaciones de una posible erupción, se basan en gran medida porque este antiguo volcán fue el responsable de una de las mayores erupciones de la historia de Japón, que se cree destruyó a toda la civilización de Jomon.

Con la intención de tranquilizar y mantener la calma entre la gente, las investigaciones también señalaron que existe solo una posibilidad de 1% de un desastre "catastrófico" en los próximos 100 años.

Este volcán, que se encuentra a solo 31 millas al sur de Kyushu, la isla principal de Japón, mantiene una actividad que indica una posible erupción. Sin embargo, no implica que esta sea inminente, sino que el sistema volcánico ha estado evolucionando desde su última erupción, un hecho que significa que Kikai encontró una nueva fuente de magma.

Por lo pronto, los científicos anunciaron que planean seguir investigando el volcán para encontrar más causas sobre lo que está sucediendo debajo de la superficie. Hasta el momento se han llevado a cabo tres lecturas de sonar de la cúpula del volcán, y está previsto otro para el próximo mes.


💬Ver 0 comentarios