El estudio se basó en la evaluación de 69,744 mujeres y 1,429 hombres durante tres décadas (Shutterstock).

Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Boston y la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Estados Unidos, encontró evidencias científicas que sostienen que los grandes optimistas tienen más probabilidades de vivir más, llegando a alcanzar una longevidad incluso superior a los 85 años.

El estudio, que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences se basó en 69,744 mujeres y 1,429 hombres, quienes fueron evaluados durante tres décadas.

Ambos grupos completaron una encuesta para analizar su nivel de optimismo, así como sus hábitos generales de salud, como la dieta, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

Para comparar a los pacientes, los investigadores crearon modelos que tuvieran en cuenta las diferencias en hábitos de salud y factores demográficos. Igualadas esas variables, encontraron que existía una relación de dependencia entre un mayor optimismo y el incremento de la longevidad.

De esta manera, se descubrió que, al comparar las mujeres con mayor y menor optimismo, las que veían la vida de forma más placentera tenían una esperanza de vida 14.9% mayor. La relación fue similar al realizar la comparación entre los hombres, señalan los autores del estudio.

Lo que no está claro es cómo el optimismo ayuda exactamente a las personas a vivir más, pero sí han comprobado que los optimistas “tienen más capacidad de regular las emociones y el comportamiento y se recuperan de forma más efectiva de las situaciones de estrés y de las dificultades”, según afirmó la autora principal Laura Kubzansky.

Además, los investigadores también consideran que una mentalidad optimista puede promover comportamientos como el ejercicio y las dietas saludables, y ayudar a las personas a resistir la tentación de impulsos no saludables como fumar y beber alcohol en exceso, lo que podría prolongar la vida útil.


💬Ver 0 comentarios