Un informe revela que la NASA perdió valiosas piezas y polvo lunar (semisquare-x3)
El objetivo de este reporte es garantizar la conservación correcta de estas piezas. (NASA OIG)

Aunque podría pensarse que en la NASA los errores no son algo de todos los días, un informe emitido por la Oficina del Inspector General de la NASA (OIG), detectó una serie de anomalías en el manejo de valiosas piezas patrimoniales y polvo lunar.

Esta entidad, que se dedica a supervisar a la agencia espacial con el objetivo de prevenir operaciones ineficientes o ilegales, analizó la forma en que las propiedades históricas se administran y se utilizan, y generó un reporte de los incidentes que han ocurrido recientemente. 

La OIG encontró que una cantidad significativa de bienes personales históricos han sido extraviados o tomados por algunos empleados y exempleados, esto por la falta de procedimientos adecuados para mantenerlos. 

A través de Twitter, la OIG señaló que se examinó el manejo de las propiedades históricas de la NASA, y anexó un link al reporte emitido.

El caso resultó demasiado importante, ya que, según dicen, "un mantenimiento deficiente de los registros contribuyó a que la Agencia perdiera la posesión de una bolsa que contenía partículas de polvo lunar".

Otro de los casos más sonados ocurrió cuando un historiador de la Fuerza Aérea de EE.UU. se percató que el prototipo de un rover lunar de la NASA se encontraba en un barrio de Alabama, por lo que reportó esta situación a la agencia, que a su vez informó a la OIG. 

Lo increíble de este suceso es que el hombre que encontró el vehículo ya lo había vendido a una tienda de desperdicios, y cuando la agencia contactó al encargado de la tienda, este se dio cuenta del valor del artículo, por lo que lo subastó en una cifra que no fue revelada. 

La Oficina del Inspector General de la NASA señaló en este documento que la agencia espacial no cuenta con procesos adecuados para identificar o administrar sus activos patrimoniales y que tampoco sea la entidad más apropiada, por lo que para garantizar la conservación correcta de estas piezas deberían ser transferidas a una organización externa, como el Instituto Smithsoniano.


💬Ver 0 comentarios