Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La compañía Biolife4D promete que el órgano tendrá el tamaño y el peso adecuado para la persona que luego recibirá el órgano (vertical-x1)
La compañía Biolife4D promete que el órgano tendrá el tamaño y el peso adecuado para la persona que luego lo recibirá. (Shutterstock)

Si la imprenta de Gutenberg causó una revolución del conocimiento, en esta parte del siglo XXI las bioimpresoras se acercan a escribir un nuevo capítulo de los logros más destacados de la medicina. Cartílagos, piel, y hasta huesos pueden ser creados por estas máquinas. En el mundo, la creación de órganos a partir de células humanas también avanza hacia partes del cuerpo más complejas, como el corazón.


💬Ver 0 comentarios