Jóvenes sudafricanos en el acto conmemorativo por el centenario del natalicio de Nelson Mandela. (horizontal-x3)
Jóvenes sudafricanos en el acto conmemorativo por el centenario del natalicio de Nelson Mandela. (Benjamín Morales Meléndez)

La Habana, Cuba - Próximo a cumplirse el centenario del natalicio de Nelson Mandela, el líder histórico de Sudáfrica fue recordado hoy en esta capital con la graduación de 703 jóvenes de ese país que finalizaron sus estudios de medicina en Cuba.

La ceremonia estuvo encabezada por Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente cubano; el vicepresidente del Consejo de Estado y titular de Salud Pública, Roberto Morales Ojeda, y la ministra de la Presidencia de Sudáfrica, Nkosazana Dlamini-Zuma.

En el acto, que sirvió para recordar a “Madiba”, entrañable amigo de Fidel Castro Ruz, el rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, Luis Alberto Pichs García, resaltó el quehacer de este hombre de talla universal cuya vida y obra fueron un legado para las juventudes del tercer mundo. 

De la fraternidad de ambos dirigentes surgió el Programa de Formación de Médicos de Sudáfrica en Cuba, iniciado en 1997 tras los acuerdos de colaboración entre los ministerios de Salud de los dos países, firmados un año antes, recordó Pichs García. Ello ha permitido, subrayó, la incorporación ascendente de jóvenes sudafricanos a las universidades de Ciencias Médicas cubanas, quienes en la actualidad suman 2,860.

El rector aseguró que quienes culminan en este curso su período formativo de cinco años, continuarán vinculados a centros de estudio de su país para complementar la preparación con las características propias del sistema de salud de la nación africana.

Destacó también los fructíferos intercambios sistemáticos desde 2001, en reuniones académicas bilaterales entre universidades y ministerios de Salud, lo cual ha permitido compartir experiencias, informaciones relativas a planes de estudios y métodos de enseñanza, entre otros aspectos. Pichs García ratificó que el Programa es símbolo de los fuertes lazos de amistad y excelente nivel de la cooperación entre La Habana y Pretoria. 

Agradecida por la contribución de la isla al sistema sanitario en Sudáfrica, la ministra de la Presidencia sudafricana Nkosazana Dlamini-Zuma, mencionó que tal iniciativa cambió la realidad de la salud en su país, al proveer profesionales para ampliar la cobertura médica hacia las zonas rurales y más apartadas, y facilitar el acceso a las personas de menos recursos económicos.

Dlamini-Zuma, quien también ponderó los lazos históricos y de lucha entre las dos naciones, extendió el reconocimiento al Gobierno y pueblo cubano por apoyar ese Programa, gracias al cual se han graduado más de 1,500 profesionales de la salud. 

En nombre de los egresados, Yola Yandisa Rorwana expresó la eterna gratitud por el proyecto, que amplió sus capacidades de matrícula en 2012 a un centenar de educandos. Además, distinguió al ministerio de Salud Pública cubano, la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y los profesores, por las habilidades y los conocimientos enseñados para su futuro desempeño.

"Nos comprometemos a implementar lo aprendido aquí y a poner en práctica la formación integral recibida en Cuba, para extender nuestras manos al pueblo sudafricano que tanto lo necesita”, concluyó. 


💬Ver 0 comentarios