Imagen de la Asamblea del Comité de Descolonización de la ONU cuando se reunió ayer para atender el caso de Puerto Rico. (horizontal-x3)
Imagen de la asamblea del Comité de Descolonización de la ONU cuando se reunió ayer para atender el caso de Puerto Rico. (José A. Delgado Robles)

La Habana, Cuba - La diplomacia cubana reconoció que no será fácil lograr que el caso de Puerto Rico sea atendido por la Asamblea General de la ONU, pero aseguró que el bloque de países latinoamericanos y no alineados que empuja el tema seguirá su labor de cabildeo dentro del Comité de Descolonización hasta que se logre una mayor atención y que el pleno del organismo lo evalúe.

Mirta Granda, jefa del Departamento de Asuntos Políticos de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), dijo hoy que el trayecto para lograr que la Asamblea General atienda la resolución aprobada por el Comité de Descolonización con relación a Puerto Rico es uno sumamente complejo.

“La Asamblea General tiene su procedimiento y para pasar un tema es necesario un quórum, lo que no se ha conseguido. No ha sido posible poner el tema en la agenda, porque se necesita un apoyo mayor con la causa de la independencia de Puerto Rico”, reconoció la cotizada diplomática cubana, quien puso en contexto el rol de Estados Unidos para mantener la resolución empantanada en el Comité de Descolonización.

Hay que comprender que Estados Unidos es un país que tiene su poderío y lo ejerce en los temas que le competen. Los factores que conspiran para que la Asamblea vea la resolución son diversos y todavía no lo hemos logrado, aunque la intención es conseguirlo cuando tengamos el apoyo necesario”, respondió Granda en una rueda de prensa en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, organismo que mantiene vivo en Cuba el tema sobre la descolonización de Puerto Rico.

“Hay que entender que en un momento el Estado Libre Asociado (ELA) fue reconocido como uno de los caminos hacia la descolonización. Estados Unidos fue inteligente y pasó una resolución en la Asamblea General que confirmó que Puerto Rico, a través del ELA, había alcanzado su gobierno propio. Eso pasó hace muchos años, pero es una posición asumida por la Asamblea General que habría que revertir, lo cual es un proceso todavía más complejo y tortuoso. Lleva mucha más concienciación de los países y un trabajo que todavía no ha sido logrado en ese sentido”, afirmó.

Como es natural, dada la complejidad de la Organización de los Naciones Unidas (ONU), los procesos toman largos años. A Cuba, por ejemplo, le tomó más de dos décadas conseguir que la Asamblea General aprobara de manera casi unánime su resolución en contra del bloqueo económico.

El Comité ha probado 37 resoluciones en los últimos 47 años sin lograr que la Asamblea General atienda el caso.

Mantener vivo el tema de Puerto Rico en el Comité de Descolonización es, por lo tanto, una prioridad a largo plazo para quienes impulsan un proceso de autodeterminación para la isla.

“Pensamos que mantenerlo vivo en el Comité de Descolonización es importante, porque casos como las Islas Malvinas (en disputa entre Reino Unido y Argentina) y Puerto Rico deben ser analizados de otra forma, porque son temas políticos importantes”, indicó Granda.

“Se ha avanzado. Lograr 19 resoluciones por consenso es ya un gran avance. Y entrar al Comité de Descolonización y conseguir la primera resolución fue un gran logro, porque Estados Unidos batalló para que no se hiciera. Que Puerto Rico siga luchando por su autodeterminación, incluyendo la independencia, que Cuba continúe presentando la resolución, que el Comité de Descolonización la apruebe, que se sigan sumando países en apoyo, todos son indicadores claros de que el tema avanza”, agregó.

“A veces en todos estos años no hemos logrado los efectos que queremos, pero tenemos que vencer los obstáculos que pone el escenario internacional para poder llegar a la Asamblea General”, manifestó Granda.

Reiteró, de paso, que Cuba seguirá presentando la resolución anualmente, porque “para Cuba el tema de Puerto Rico tiene toda la prioridad del mundo y por eso seguiremos luchando por la independencia”.  

Edwin González, representante de la misión del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano en Cuba, reafirmó las complicaciones que trae conseguir que la Asamblea General atienda el tema de Puerto Rico y valoró que contextos como el huracán María han validado la actitud de Estados Unidos de tratar a la isla como una posesión colonial y no como un ente político con gobierno propio, como estableció en su momento en la ONU.

“El camino a la Asamblea es engorroso. Hemos logrado la resolución, con más países y bloques, como China, cosas que no se daba antes. Recordemos que tocar el tema de Puerto Rico es enfrentarse a Estados Unidos y muchos países no están dispuestos a hacerlo por temor al chantaje o las represalias”, dijo González.

Crisis como la provocada por María, en los cuales los recursos no han llegado y el trato no ha sido el correcto, reafirman la necesidad de que Puerto Rico pueda tomar sus propias decisiones. Estamos en posición de una negociación de nación a nación, con todas las cartas sobre la mesa”, agregó González, quien por años ha residido en Cuba como jefe de la Misión de Puerto Rico.

El Comité de Descolonización de la ONU aprobó el lunes, por la vía del consenso, una resolución a favor de la libre determinación e independencia de Puerto Rico, la décimonovena en línea de ese tipo y la número 37 en general.

La resolución fue presentada por la embajadora de Cuba, Anayansi Rodríguez, y contó con el endoso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) y el Movimiento de Países no Alineados. Ecuador, Venezuela, Bolivia, Siria, Antigua y Barbuda, y Nicaragua participaron como coauspiciadores de la medida. 


💬Ver 0 comentarios