(semisquare-x3)
(Foto/Suministrada)

LA HABANA, Cuba.- Después de ganar de forma sólida la más reciente Serie Nacional y luego de los merecidos festejos por la conquista de su primera corona, dirigentes y jugadores del equipo Leñadores de Las Tunas comienzan a preparar la expedición que representará al béisbol cubano en la Serie del Caribe, que acogerá la ciudad venezolana de Barquisimeto a partir del próximo 2 de febrero.

Aunque la nómina original ya sufrió variaciones con la incorporación de ocho jugadores –cinco tras concluir la primera fase y tres previo a la postemporada-, el dirigente Pablo Civil tendría ahora la opción de blindar aun más su tropa, sobre todo el staff de lanzadores, un área clave para encarar este tipo de torneo de corta duración.

Poco después de que los Leñadores sometieran en cinco partidos a los Azucareros de Villa Clara en la serie final, el dirigente comentó a El Nuevo Día que tanto él, como sus jugadores, estaban listos para asumir el reto de enfrentar un béisbol de mucho más nivel.

“Guiar a Las Tunas en la Serie del Caribe será lo más significativo en mi corta carrera como mánager. Representar a la provincia y al país es algo muy importante. Sabemos que allí van peloteros de calidad, peloteros con nivel para Grandes Ligas, peloteros que han pasado por Grandes Ligas, pero creo que también tenemos jugadores de muy buen nivel y cuando nos reforcemos, estoy seguro que representaremos de una manera digna a nuestro béisbol, y por su puesto, trataremos de llevarnos el título”, dijo Civil.

Otro que expresó sus expectativas de cara a la cita caribeña fue el receptor Yosvani Alarcón, uno de los más experimentados de la nómina ganadora. El capitán de los Leñadores, habitual en la selección nacional de la Isla, ha participado en ediciones previas del certamen, pero cree que esta ocasión será especial.

“Es muy bueno ir como el equipo de Las Tunas a la Serie del Caribe. He participado antes, pero nunca con mi equipo. Será bien lindo y muy conmovedor participar con mi selección porque ya solo de mirarnos sabemos lo que queremos, o lo que vamos a buscar en el terreno”, comentó.

Tanto para Alarcón, como para muchos de quienes en definitiva integren el róster que presentarán los Leñadores, el torneo llega con el valor añadido de que será el primer compromiso internacional que asuma el béisbol cubano después de firmar el histórico acuerdo con las Grandes Ligas para que sus jugadores puedan participar sin limitaciones en la llamada “Gran Carpa”.

Ganen o no los Leñadores la cita, esta servirá como escaparate para que muchos de los mejores peloteros que no han roto sus vínculos con la federación local puedan mostrar su talento a los evaluadores que se reunirán en la ciudad venezolana, donde el equipo luchará por recuperar la corona que conquistaron los Vegueros de Pinar del Río en la edición de San Juan 2015.

“En cuanto a las posibilidades de triunfo, se trata de una serie que tiene sus característica. Cuando Cuba ganó hace tres años, ganó sólo un juego en la fase clasificatoria y luego ganó en la muerte súbita y la final. Yo creo que el equipo que vaya reforzado, aunque no necesita muchos refuerzos, puede hacer un buen papel, pero todo será de acuerdo a como se den las circunstancias, pues es un torneo realmente muy sui generis, por el hecho que sólo queda un equipo eliminado. Puedes ser cuarto en la clasificación y luego ser el campeón”, considera Rodolfo Durán, quien narra las incidencias del béisbol cubano para la emisora de alcance nacional Radio Rebelde.

Una de las preocupaciones del comentarista es el tiempo que mediará entre la finalización de la liga cubana y el inicio del torneo caribeño.

“En ese tiempo habrá que ver qué deciden las autoridades en cuanto a los jugadores, desde el punto de vista que no pierdan la forma deportiva. La gran mayoría está jugando desde agosto, desde que comenzó la temporada. El año pasado en Cuba se terminó la Serie Nacional sólo cinco días antes del comienzo de la Serie del Caribe. Ahora termina con muchísima más antelación”, explicó.

Los Leñadores de Las Tunas tienen reservada la misión de protagonizar el primer partido de la próxima Serie del Caribe, el 2 de febrero, frente al campeón de República Dominicana. Un día después enfrentará al elenco anfitrión, el día 4 topará con el monarca de México, y después de descansar en la siguiente jornada, cerrará sus presentaciones en la fase clasificatoria ante el representativo de Puerto Rico.

Se espera que el miércoles, 23 de enero, se anuncie la nómina final del combinado cubano.


💬Ver 0 comentarios