Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Varios marines del ejército estadounidense prestan guardia hoy, miércoles 21 de febrero de 2018, en la entrada de la embajada de Estados Unidos, en la Habana (Cuba). (horizontal-x3)
Varios marines del ejército estadounidense prestan guardia en la entrada de la embajada de Estados Unidos, en la Habana, Cuba. (EFE)

La Habana, Cuba - Representantes de Cuba y Estados Unidos pasaron revista ayer en Washington a la marcha de la cooperación bilateral en materia de aplicación y cumplimiento de la ley entre ambos países, informaron ambos gobiernos en declaraciones separadas, en las cuales se dieron a conocer que se discutieron los dos nuevos casos de “ataques sónicos” registrados en La Habana las pasadas semanas.

Un comunicado publicado en el portal del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), puntualiza que esta es la cuarta ronda que realizan sobre el tema. La última se había dado el 15 de septiembre de 2017.

Agrega la nota que “el propósito de estos intercambios es coordinar la cooperación bilateral en el enfrentamiento a diferentes flagelos que constituyen una amenaza para la seguridad de las dos naciones como el terrorismo, el tráfico ilícito de drogas y personas, los ciberdelitos, entre otros”.

“La reunión transcurrió en un clima de respeto y profesionalidad”, informó la Cancillería cubana, “la cual significó los resultados de la cooperación que ha permitido la prevención de delitos y el procesamiento de violadores de la ley”.

En la reunión la delegación antillana instó al “gobierno estadounidense a desistir de la manipulación política en los alegados casos de salud que devinieron pretexto para la adopción de medidas unilaterales que afectan el funcionamiento de las respectivas embajadas, en particular la prestación de servicios consulares de los que dependen cientos de miles de personas”.

Cuba apuntó en la reunión, que aconteció en la capital norteamericana, que después de más de un año de investigaciones por parte de las agencias especializadas y expertos de Cuba y Estados Unidos “no hay evidencias, hipótesis creíble o conclusiones apegadas a la ciencia que justifiquen las acciones tomadas por ese gobierno”.

“Cuba reiteró su invariable compromiso de cooperar con las autoridades estadounidenses para lograr el esclarecimiento de esta situación y la voluntad de garantizar la salud y la seguridad de los cubanos y de los ciudadanos extranjeros, lo cual ha sido, es y será una prioridad del gobierno”, sostiene el comunicado oficial.

La delegación confirmó que trataron el tema de dos diplomáticos que recientemente requirieron de tratamiento médico en Estados Unidos, tras sufrir problemas de salud similares a los ocurridos con otras dos docenas de personas en Cuba y que se conocen como los “ataques sónicos”. 

Estados Unidos reclamó al gobierno cubano que garantice la seguridad de sus diplomáticos en Cuba para poder normalizar las actividades consulares que se mantienenparalizadas en la Embajada estadounidense en La Habana.

La reunión, sin embargo, dio sus frutos, pues Estados Unidos destacó la cooperación bilateral entre ambos países que resultó en el arresto de un ciudadano cubano que estaba acusado de asesinar a un estadounidense, aunque no se dieron detalles del incidente.

Se acordó en la reunión darle continuidad al diálogo y mantener la realización de encuentros técnicos entre las agencias de aplicación y cumplimiento de la ley de los dos países para materializar la cooperación bilateral.

La delegación cubana estuvo integrada por representantes de los Ministerios del Interior, Relaciones Exteriores y Justicia, la Fiscalía General y la Aduana General de la República. Mientras, el Departamento de Estado estadounidense indicó en un comunicado que por su parte encabezaron el diálogo el secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Oeste, John Creamer, así como Bruce Swartz, del Departamento de Justicia, y Elizabeth Neumann, de Seguridad Interna.


💬Ver 0 comentarios