(Aida Sotolongo González / Facebook) (semisquare-x3)
(Aida Sotolongo González / Facebook)

CALIMETE, Matanzas- La rotura de un tanque de almacenamiento en una destilería acabó por crear una imagen dantesca en este pueblo del centro de Cuba, que vio cómo decenas de miles de petróleo recorrieron las calles antes de ser contenidas por las autoridades.

El accidente tuvo lugar en horas de la tarde del sábado en predios del central azucarero Jesús Rabí, al desplomarse un depósito del combustible que alimenta a la destilería ubicada en las inmediaciones del ingenio.

El colapso de la base del tanque ocasionó que se derramaran 268,000 litros de petróleo, que se dispersaron por las calles del batey azucarero, donde el 74.6% de ellos fue recolectado, según Orlando Vandrell, del Grupo AZCUBA en la provincia de Matanzas.  

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) el director de desarrollo e inversiones de AZCUBA en el territorio confirmó que se recogieron 200,000 litros del combustible, esparcidos al producirse la avería  

Diamela Bello Valdés, jefa de sala de análisis del central, explicó que del total recuperado, 192,000 litros poseen parámetros de calidad adecuados para el uso, y 8,000 afectados por contaminación se trasladaron a Santa Cruz del Norte, en la provincia de Mayabeque, para su tratamiento.

La fábrica de derivados del central Jesús Rabí, y la destilería José Antonio Echeverría, en el municipio de Cárdenas, se incluyen entre los destinos donde se empleará  el petróleo rescatado, añadió Bello Valdés.

Confirmó la funcionaria que el accidente no afectó el proceso de molienda en la fábrica azucarera, cuya puesta en marcha en noviembre último marcó el inicio de la zafra 2018-2019 en el territorio.

Ángel Alfonso, especialista de la delegación en la provincia de Matanzas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), informó que hasta el momento no hay contaminación de las aguas y se valora el impacto ambiental del derrame


💬Ver 0 comentarios