La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff (centro)  abogó por la liberación del también expresidente Luiz Inácio Da Silva durante el XXIV Foro de São Paulo en La Habana. (EFE / Ernesto Mastrascusa) (horizontal-x3)
La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff (centro) abogó por la liberación del también expresidente Luiz Inácio Da Silva durante el XXIV Foro de São Paulo en La Habana. (EFE / Ernesto Mastrascusa)

La Habana, Cuba - La expresidenta brasileña Dilma Rousseff denunció hoy en Cuba que su homólogo Luiz Inácio (Lula) Da Silva, líder político del Partido de los Trabajadores, es un prisionero político en Brasil.

En declaraciones a la prensa cubana y extranjera acreditada al XXIV Encuentro del Foro de São Paulo, que comenzó hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana y reúne a colectividades de izquierda de América Latina, la exmandataria recordó que hace 100 días Lula está preso en su país.

“Necesitamos la misma solidaridad que el primer día, porque hace 100 días que Lula está preso porque la justicia de Brasil dejó de ser imparcial y él pasó a ser un rehén”, señaló.

Dilma Rousseff, quien fue destituida de su puesto en un polémico proceso legislativo, dijo que el principal motivo de la persecución a Lula es que es el único que puede revertir el proceso parlamentario que la sacó a ella del poder.

“Es el único que puede ganar en las elecciones, hacer crecer al país y disminuir la desigualdad”, significó. “Tiene posibilidades reales de ganar porque cuenta con una intención de voto del 40 por ciento, cifra a la que no llegan el resto de los candidatos juntos”, aseguró la jefa de Estado del gigante suramericano entre 2011 y 2016.

Tras la inauguración hoy del Foro de Sao Paulo en La Habana, Dilma Rousseff, reiteró que cada día que pasa en la cárcel Lula, quien fue encarcelado por presunto actos de corrupción, tiene más apoyo popular. 

“El pueblo está diciendo eso, además de todas las encuestadoras de las más diversas tendencias políticas de Brasil, y es el momento de ratificar su candidatura”, agregó.

La expresidenta viajó a la “Mayor de las Antillas” para hablar en el Foro del encarcelamiento de Lula y la situación específica de su país. 

“Estamos aquí para defender no solamente a Brasil, sino a todos aquellos pueblos donde se pretende restaurar el capitalismo neoliberal y aumentar las desigualdades por indicación del Fondo Monetario Internacional”, comentó. “Los partidos y movimientos de izquierda son un sentimiento en la región porque trabajan para acabar con las desigualdades que existen: las grandes riquezas acumuladas y poblaciones muy pobres”, argumentó.

El XXIV Encuentro del Foro de São Paulo buscará durante tres días de reuniones en La Habana la construcción de un consenso en América Latina y el Caribe sobre bases de unidad en la diversidad de tendencias políticas de izquierda.

Sobre el evento la exmandataria aseguró que el foro es un símbolo, porque en Cuba no hay un gobierno neoliberal, como existehoy en la mayoría de los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe.


💬Ver 0 comentarios