El expresidente cubano aprovechó la proyección nacional para llamar al pueblo a participar activamente en el proceso de consulta sobre la reforma a la constitución que arrancará en agosto (horizontal-x3)
El expresidente cubano aprovechó la proyección nacional para llamar al pueblo a participar activamente en el proceso de consulta sobre la reforma a la constitución que arrancará en agosto. (Benjamín Morales Meléndez / Especial ELNUEVODIA.COM)

Santiago de Cuba - El marcado deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba sumó hoy otro ingrediente, cuando Raúl Castro Ruz, figura de mayor autoridad en la Revolución cubana, la emprendió contra la actual administración estadounidense y llamó al pueblo a estar “preparado y alerta”.

Castro Ruz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) y expresidente del país, fue el orador principal en el acto por el 26 de julio celebrado en Santiago de Cuba, fecha que marca el aniversario 65 de los fallidos ataques guerrilleros a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, los que iniciaron la cuenta regresiva al eventual triunfo del movimiento guerrillero en 1959.

En su discurso, criticó duramente la política de Estados Unidos hacia Cuba y otros países de América Latina. En una diatriba que no había usado en años, el también General de Ejército llamó al pueblo a estar listo para cualquier escenario y cuestionó que el gobierno estadounidense utilice los casos de los llamados “ataques sónicos” para echar hacia atrás todo lo que él adelantó junto a Barack Obama en términos de las relaciones bilaterales.

(Benjamín Morales Meléndez)

“Se mantienen las relaciones con Estados Unidos por los canales oficiales. Hay colaboración en un número limitado de áreas... Desde que se anunció el restablecimiento de relaciones, manifestamos las claras discrepancias en diversos temas, pero —como en ese momento— reiteramos la voluntad de relaciones en condiciones de igualdad”, dijo Castro Ruz, quien dejó la presidencia de Cuba en abril pasado, pero mantiene la silla de jefe del PCC, la máxima en el ordenamiento político cubano. 

“Desde agosto del pasado año, bajo el pretexto de supuestos ‘ataques acústicos’, que nadie ha podido comprobar, se han resentido las relaciones diplomáticas entre ambos países... Estados Unidos busca imponer una agenda racista y xenofóbica”, agregó.

El dirigente cubano, que sobrevivió el ataque al Moncada el 26 de julio de 1953 junto a su hermano Fidel Castro Ruz, lanzó una advertencia solapada al gobierno estadounidense ante un posible escenario de intervención política.

“Esta no será la primera ni la última vez que la Revolución cubana deberá enfrentar riesgos y amenazas. Hemos resistido invictos 60 años. Para nosotros, como para Venezuela y Nicaragua, está muy claro que se cierra el cerco y nuestro pueblo debe estar claro para responder con fuerza”, expresó.

“El pueblo debe estar preparado y alerta para enfrentar con unidad los desafíos que se presenten”, manifestó, mientras criticaba que la administración de Donald Trumphaya recrudecido los efectos del bloqueo o embargo económico contra la isla.

En su alocución, Castro Ruz reafirmó su apoyo a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, además de pedir la liberación del expresidente brasileño Lula DaSilva, preso por presuntos delitos de corrupción.

Pero no todo fue una referencia a temas del extranjero.

El expresidente cubano aprovechó la proyección nacional para llamar al pueblo a participar activamente en el proceso de consulta sobre la reforma a la constitución que arrancará en agosto y se extenderá hasta noviembre.

La actual Constitución, aprobada hace 42 años en un contexto nacional e internacional muy diferente, requiere ser transformada, y ponerla en consonancia con los acuerdos del sexto y séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba”, apuntó Castro Ruz, quien comanda la comisión que redacta la nueva Carta Magna.

El tema económico no fue pasado por alto y el dirigente revolucionario de mayor rango aún con vida fue enfático en recalcar que deben tomarse medidas de ahorro extremas para enfrentar la falta de liquidez en las arcas cubanas.

“Como consecuencia de la devastadora sequía, el huracán Irma, las lluvias fuera de época primero y luego la tormenta tropical Alberto, así como el reforzamiento del bloqueo, se mantienen los problemas de la economía, aunque se obtuvo un modesto crecimiento”, señaló, al tiempo que resaltaba la necesidad de reforzar las exportaciones como medida de atraer ingresos en divisas.

“La mayor fuente de recursos es el ahorro, algo que debe dejar de ser una mera consigna para convertirse en un deber”, indicó.

 En el acto central por el aniversario también llamado “Día de la Rebeldía Nacional”, acompañaron a Castro Ruz el Segundo secretario del PCC, José Ramón Machado Ventura, y el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, además de unas 10,000 personas que acudieron a las instalaciones del Moncada, que hoy alberga un complejo de escuelas.

El evento dio inicio a las 5:12 de la madrugada, la misma hora en que se desató el tiroteo del fallido ataque encabezado por los hermanos Castro Ruz hace 65 años, pero que tras un encarcelamiento y un periodo de exilio, acabó en la formación del Movimiento 26 de julio que en 1959 sacó del poder a Fulgencia Batista.

“Ninguno de los que tuvo el privilegio de participar en estas acciones bajo el mando de Fidel, pudo imaginar que estaríamos todavía hoy, en un país libre”, expresó quien fuera presidente de Cuba por 12 años. 

“El camino es no descuidar jamás la unidad de los revolucionarios, mantener siempre la lucha y tener en cuenta que los adversarios quieren imponer un modelo de explotación y cuando su democracia ya no les resulta, acuden a golpes de Estado y la violencia, incluso la guerra, como ha pasado recientemente”, reflexionó, para luego invitar al país a celebrar los 60 años del triunfo de la Revolución, el próximo 1 de enero y aquí, en Santiago de Cuba, la que algunos llaman la “Cuba de la Revolución”.


💬Ver 0 comentarios