Higinio Vélez (izq.) junto al exjugador y exdirigente de la Selección boricua, José
Higinio Vélez (izq.) junto al exjugador y exdirigente de la Selección boricua, José "Cheíto" Oquendo, se mostró complacido con el acuerdo. (Juan Luis Martínez Pérez)

La Habana, Cuba - Higinio Vélez anda estos días tan feliz que su rostro curtido por el sol tras años de ganarse la vida en un terreno de béisbol no puede ocultar una sonrisa repleta de satisfacción al anunciar que Cuba pactó con Major League Baseball (MLB) el más complejo acuerdo económico en la historia de las autoridades deportivas cubanas.

Hoy es un día feliz para el béisbol cubano, para el béisbol en todo el mundo”, dijo Vélez, un veterano entrenador que es hoy el presidente de la Federación Cubana de Béisbol (FCB), organismo que negoció con MLB un complejo acuerdo que permitirá a los jugadores de Cuba ser contratados legalmente en Estados Unidos.

El directivo cubano explicó en el Estadio Latinoamericano de La Habana que tras tres años de negociaciones se logró montar un andamiaje que consiguiera la autorización de una licencia por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Hemos obtenido el permiso del Gobierno de Estados Unidos con una licencia, porque existe un pago a los atletas y a la FCB”, indicó Vélez, quien explicó que la FCB cobrará una tasa por “derechos de formación” que variará por jugador, pero que será separada del dinero del pelotero, el cual le será entregado de manera íntegra.

Los recursos que vayan a las arcas de la FCB serán utilizado estrictamente en el desarrollo de la pelota cubana, sobre todo, en la estructura de categorías menores y la mejora de instalaciones deportivas.

Vélez, exdirigente del Equipo Nacional de Béisbol, manifestó que el acuerdo llega “en un momento imprescindible para nuestro deporte”, por el éxodo que ha desangrado a ese deporte y que se ha llevado sobre 300 de los mejores prospectos en los pasados cinco años.

“Las familias y los jugadores pueden estar tranquilos, porque este es un camino legal para los jugadores. Ya no tendrán que ser parte de algo peligroso para sus vidas”, dijo, al referirse a que los peloteros cubanos abandonaban el país ilegalmente, en su mayoría en lanchas rentadas por redes de trata humana, o desertaban en competencias oficiales para poder llegar al mercado beisbolero de Estados Unidos, el cual les estaba vetado por vías normales a causa del embargo económico y las regulaciones en Cuba.

“¿A quién no les conviene este contrato? A quien vivadel sudor de nuestros atletas. Este contrato da una vía segura de poder jugar y regresar a Cuba con su familia”, mantuvo. 

Vélez calificó el acuerdo como histórico, pues es el único de su tipo en América y sólo estaba reservado hasta ahora a las ligas asiáticas de Japón, Corea del Sur y China Taipei.

Recalcó que es sólo prospectivo y que las estrellas cubanas de las Grandes Ligas, en este minuto, no podrán hacer uso del pacto para, por ejemplo, jugar por Cuba en competiciones internacionales.

Bajo el acuerdo, todos los jugadores cubanos con seis campañas en la Serie Nacional y más de 25 años serán elegibles para ser firmados por equipos de las Mayores. El plan de la FCB es que ese proceso de liberación de talento sea gradual, para evitar que se desangre el torneo local.

Los jugadores sancionados no podrán acogerse al acuerdo y los que sean menores de 25 años o no hayan cumplido seis temporadas en la liga cubana tienen la libertad de buscar un contrato, pero como agente libre aficionado, lo cual perjudicaría sus posibilidades económicas.

El pacto, igualmente, abre posibilidades para que los cubanos puedan firmar en ligas reconocidas por MLB, como las invernales del Caribe o la de verano en México.

La firma del acuerdo ha sido bienvenida por diversos sectores de la pelota cubana, entre ellos glorias del béisbol que en su momento pudieron haber jugado en las Mayores, pero no tuvieron el mecanismo para lograrlo.

“Pienso que todo llega en su momento. Hubiésemos querido, no sólo yo, sino muchos de nuestros atletas, que fuese antes, porque quienes jugamos en la década de los 80 y los 90, teníamos calidad para eso. No nos tocó, pero en este 2018 llegó el acuerdo y esperamos que sea para siempre”, dijo Omar Linares, el extercera base del Equipo Nacional que está considerado el mejor jugador cubano de todos los tiempos.

“Yo tuve oportunidad de jugar contra profesionales y sabía que teníamos el nivel para llegar, pero siempre quise hacerlo de forma normal, saliendo por un aeropuerto. Me alegra mucho esta noticia, sobre todo, para los jóvenes jugadores, y será muy beneficiosa para el desarrollo de nuestro béisbol”, dijo el excampocorto Rodolfo Puentes, también una estrella de su época.

Las reacciones comenzaron a llegar desde fuera de Cuba. Engage Cuba, organización que cabildea a favor de la mejora de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, celebró la decisión.

“Permitir que los peloteros cubanos firmen con equipos cubanos sin forzarlos a desertar, va a poner punto final al horrible tráfico humano de jugadores cubanos y permitirá a las familiar permanecer juntas”, dijo James Williams, presidente del organismo sin fines de lucro.


💬Ver 0 comentarios