Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En total, 67 personas eran de la provincia de Holguín, 21 de La Habana, tres de Granma, tres de Santiago de Cuba, dos de Matanzas, dos de la Isla de la Juventud y uno de Las Tunas, informó el director del IML, Sergio Rabell. (izq.) (horizontal-x3)
En total, 67 personas eran de la provincia de Holguín, 21 de La Habana, tres de Granma, tres de Santiago de Cuba, dos de Matanzas, dos de la Isla de la Juventud y uno de Las Tunas, informó el director del IML Sergio Rabell. (izq.) (EFE)

La Habana, Cuba - El Instituto de Medicina Legal (IML) anunció hoy, domingo, la conclusión del proceso de identificación de las 110 víctimas inmediatas de la nave arrendada a Cubana de Aviación que se precipitó a tierra el 18 de mayo pasado en las cercanías del Aeropuerto Internacional José Martí.

Pese a tratarse de un complejo trabajo debido a los traumatismos provocados por la caída de la aeronave, a los que se sumaron los efectos del calor y las llamas, el sábado por la noche se estableció la identidad absoluta de cada una de ellas, informó en conferencia de prensa Sergio Rabell Piera, director del IML. 

Rabell Piera atribuyó el hecho a la labor conjunta de los expertos forenses de su institución, del ministerio de Salud Pública, de la Dirección de Criminalística y a otras fuerzas combinadas del ministerio del Interior.

Sin embargo, aclaró que la participación de los familiares resultó determinante en cada caso por su aporte de datos fundamentales de descripción, así como fotos y documentos que junto al reconocimiento de prendas y componentes del vestuario, entre otros, permitieron orientar debidamente las acciones.

Añadió que también se tuvo en cuenta la información del análisis detallado del vídeo existente en el momento del siniestro e imágenes recuperadas de los celulares de algunos de los pasajeros e incluso descripciones de las personas que estuvieron en contacto con ellos antes del inicio del vuelo.

Las pruebas colectivas practicadas por los peritos en el campo antropológico, estomatológico, trazológico y de biología forense, incluida la investigación del ADN, posibilitaron saber de quiénes se trataba, explicó. 

En total, 67 personas eran de la provincia de Holguín, 21 de La Habana, tres de Granma, tres de Santiago de Cuba, dos de Matanzas, dos de la Isla de la Juventud y uno de Las Tunas. Además, fallecieron siete pasajeros de nacionalidad mexicana, dos argentinos y dos saharauis. 

El accidente ocurrió el viernes 18 de mayo, cuando el Boeing 737-200 de la compañía mexicana Damojh, rentado por Cubana de Aviación, se precipitó a tierra instantes después de su despegue del Aeropuerto Internacional José Martí. 

En la aeronave siniestradas viajaban 113 personas, incluida la tripulación, pero tres que inicialmente sobrevivieron ya habían sido identificadas. 

Se mantiene ingresada Mailén Díaz Almaguer, reportada en estado crítico extremo en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario Calixto García.

Hace solo unos días fallecieron en el mismo lugar Gretell Landrove Font y Emiley Sánchez De la O, a pesar del esfuerzo del equipo multidisciplinario a cargo de su atención.


💬Ver 0 comentarios