Una boricua baila bomba por las calles de Santiago de Cuba. (Suministradas / Miguel Rubiera, Agencia Cubana de Noticia) (horizontal-x3)
Una boricua baila bomba por las calles de Santiago de Cuba. (Suministradas / Miguel Rubiera, Agencia Cubana de Noticia)

Leydis Tassé Magaña / Especial para ELNUEVODIA.COM

Santiago de Cuba - El contagioso ritmo de la bomba puertorriqueña y otras sonoridades boricuas estremecieron ayer el centro histórico de la ciudad de Santiago de Cuba, durante el tradicional “Desfile de la Serpiente”, correspondiente a la edición 38 del Festival del Caribe, que es dedicado a “Borinquen”.

Desde la Plaza de Marte de Santiago de Cuba partió la multitud que, encabezada por la delegación puertorriqueña con su bandera tricolor, llegó hasta el parque Céspedes, en un recorrido que incluyó la calle Aguilera, cuya forma sinuosa da nombre al desfile, caracterizado por el colorido de las vestimentas, banderas y singulares atuendos que portan los participantes, esta vez unos 700 de 26 países.

De ellos, casi 300 puertorriqueños desplegaron su arte y sus expresiones populares frente al ayuntamiento santiaguero, ubicado frente al “Céspedes”, parque que geográficamente marca el corazón de esta oriental urbe, cuna de géneros internacionalmente aplaudidos como la trova, el son y el bolero.

La bomba boricua a la manera inconfundible del grupo Tambuyé, los tambores construidos de barriles de ron y empleados para hacer ese tipo de música, los bailes que evocan el folclor borinqueño, entre otras manifestaciones de la rica cultura de esa nación, deleitaron a los santiagueros y otros hermanos caribeños que no pudieron resistirse ante el encanto boricua.

El son cubano y la peculiar conga santiaguera, el tango argentino, la danza chilena de raíz aborigen, el joropo venezolano y otras auténticas expresiones de la cultura caribeña transitaron en esta jornada frente al histórico ayuntamiento santiaguero, que cada año es escenario de la muestra artística de cada una de las delegaciones que asisten a la “Fiesta del Fuego”.    

En ese sitio, y al inicio del despliegue de la delegación boricua, Milagros Rivera, presidenta del Comité de Solidaridad con Cuba en Puerto Rico, recibió la Mpaka, objeto de la religiosidad africana que identifica al festival, y que es entregado cada año en el desfile, una de las actividades de mayor convocatoria en el jolgorio.

Cientos de santiagueros, congregados a ambos lados de la vía, observaron el multicolor recorrido, que constituyó un abrazo entre los caribeños, y una demostración de unidad dentro de la diversidad cultural de los pueblos de la región. 

Desde el portal del ayuntamiento, sede del gobierno municipal, contemplaron el desfile Edwin González, delegado de la Misión de Puerto Rico en Cuba; el reconocido salsero boricua Andy Montañez, que el domingo ocho ofrecerá un concierto en el Teatro Heredia; autoridades del gobierno en la provincia santiaguera, así como prestigiosos artistas e intelectuales de este oriental territorio cubano.  



💬Ver 0 comentarios