María Fernanda Espinosa defendió el multilateralismo como la herramienta fundamental para resolver los problemas apremiantes de la Humanidad.

La Habana - María Fernanda Espinosa, presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), defendió hoy en esta capital el multilateralismo como la herramienta fundamental para resolver los problemas apremiantes de la Humanidad.

Durante una conferencia magistral a estudiantes y profesores del Instituto Superior de Relaciones Internacionales en La Habana, la diplomática ecuatoriana -de visita en Cuba desde el pasado miércoles- señaló que hay que retomar la agenda multilateral con un compromiso renovado para solucionar cuestiones como el cambio climático, el tráfico de drogas, las crisis migratorias, la trata de personas y el crimen organizado.

Es un fenómeno mundial la falta de fe en las instituciones, entre ellas las internacionales y eso se refleja lamentablemente en la aparición de voces que defienden el nacionalismo extremo y el aislacionismo, en contraposición Naciones Unidas ha dado respuestas efectivas en el terreno y el ámbito político para mejorar la vida de las personas”, sostuvo la diplomática.

Entre los ejemplos de esta realidad señaló los acuerdos que desde 2015 se han suscrito sobre la agenda para el desarrollo, el desarme nuclear, el cambio climático y la migración regular, segura y ordenada, además de las ayudas en medicinas y alimentos y el apoyo al mantenimiento de la paz en 14 naciones.

Espinosa identificó como áreas a mejorar en el trabajo de la Asamblea General de Naciones Unidas la renovación del discurso, para que sea menos crítico y burocrático; un mayor acercamiento a los grupos poblacionales más vulnerables y una organización más efectiva y eficiente del sistema de instituciones.

“Este proceso que hemos llamado de revitalización busca que el organismo más democrático y representativo de Naciones Unidas sea más dinámico y tenga un mayor impacto su trabajo normativo, que cada año genera más de 300 resoluciones”, dijo.

Agregó que estas acciones se insertan en las reformas que impulsa el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien ha definido como áreas claves la paz y seguridad, la concepción de un nuevo sistema de desarrollo y una nueva concepción en la gestión del organismo multilateral.

La Presidenta de la Asamblea General ha desarrollado en Cuba una intensa agenda de trabajo en la que se incluyeron encuentros con Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, y Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, así como también conversaciones con integrantes de la sociedad civil del país.


💬Ver 0 comentarios