Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba (semisquare-x3)
Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba (AP)

La Habana, Cuba - El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel protagonizó hoy junto a sus ministros un programa de la televisión estatal para rendir cuentas a los ciudadanos sobre la gestión que hace su Gobierno tras el arrasador paso de un tornado por La Habana. 

“Parecían lugares bombardeados”, dijo Díaz-Canel para reflejar la primera impresión que se llevó de la zona afectada cuando llegó en la madrugada del domingo, 27 de enero, poco después del paso destructor. 

Díaz-Canel señaló que para recuperarse la ciudad va a tener que “trabajar intensamente durante meses”, y enmarco la rehabilitación dentro del programa de celebración por el 500 aniversario de La Habana, que se celebra el próximo noviembre. 

La comparecencia del mandatario cubano fue en el popular programa “Mesa Redonda”, el de mayor seguimiento en las casas cubanas y se emitió desde el emblemático Palacio de la Revolución, en una de las salas en las que habitualmente se reúne el Gobierno cubano. 

Díaz-Canel aseguró que el expresidente Raúl Castro Ruz estuvo “pendiente de todo lo que ha estado sucediendo”, por lo que se entienden que han mantenido una comunicación directa para supervisar los trabajos de rehabilitación, aunque Castro Ruz le ha dado todo el protagonismo al político que lo sucedió en la Presidencia del país el pasado año. 

“Actuamos con las enseñanzas de Fidel y de Raúl”, afirmó el mandatario cubano que destacó que lo principal era trabajar con la “estrategia de salvar vidas”. 

“Se han vivido jornadas intensas”, resumió Díaz-Canel al final del programa televisivo y comprometió que se repetiría la semana que viene otra sesión ante los televidentes, en el que los responsables de cada Ministerio darán cuentas del trabajo de su área. 

El tornado provocó daños en más de 4,800 viviendas, dejó un saldo de seis personas muertas y 195 heridas. Unas 10,000 personas tuvieron que ser evacuadas de sus hogares hacia otros más seguros, bien entre familiares o amigos, o en albergues estatales. 

Las autoridades cubanas hasta el momento recogieron más de 200,000 metros cúbicos de escombros en las zonas afectadas, donde cayeron techos y paredes de viviendas. 

Hasta este martes más de 5,000 personas ya habían sido atendidas en las oficinas estatales según datos ofrecidos por el ministerio de Finanzas y Precios. 


💬Ver 0 comentarios