Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Raúl Castro durante la Marcha de las Antorchas. (AP) (semisquare-x3)
Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Raúl Castro durante la Marcha de las Antorchas. (AP)

La Habana - El expresidente cubano Raúl Castro y el actual mandatario de la isla, MiguelDíaz-Canel, encabezaron en La Habana la tradicional Marcha de las Antorchas, que conmemora el natalicio del prócer José Martí, horas después de que un inesperado tornado dejara 4 muertos y 195 heridos en la capital.

Esta ha sido la segunda ocasión en la que el líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), de 87 años, ha participado en un acto oficial en lo que va de año, tras celebrar el pasado 1 de enero el aniversario 60 del triunfo de la Revolución liderada por su hermano mayor, el fallecido Fidel Castro.

"En Marcha de las Antorchas los jóvenes cubanos junto al General de Ejército Raúl Castro expresan su decisión para participar en la recuperación de los daños del tornado", escribió este martes en Twitter Díaz-Canel, que recibió el poder de manos de Castro en abril de 2018.

La marcha, a la que también asistió el número dos del PCC, José Ramón Machado Ventura (88 años), reedita cada año el desfile celebrado en igual fecha de 1953 y encabezado entonces por un joven Fidel Castro, para conmemorar el centenario del héroe nacional José Martí, el principal prócer independentista de Cuba.

"Qué honor acompañar el paso de la Generación del Centenario junto a los estudiantes y jóvenes de hoy", señaló Díaz-Canel, de 58 años.

El mandatario cubano tuvo palabras de ánimo para La Habana, que "aún estremecida por los destrozos de un tornado terrible, cerró el día de los 166 años de José Martí con una marcha impresionante".

"Unidos vamos a levantar de nuevo lo que el viento destruyó", publicó el presidente, junto a los hashtags #SomosContinuidad #SomosCuba #FuerzaHabana.

Aunque usualmente se realiza en la noche del 27 de enero hasta la madrugada del 28, fecha del nacimiento de Martí, el desfile de este año fue aplazado al lunes por los pronósticos meteorológicos, que anunciaban fuertes vientos y lluvias en la capital.

El domingo, un tornado golpeó el este de la ciudad con ráfagas de viento de hasta 300 kilómetros por hora y un nivel F4 -daños de graves a devastadores- en la escala de Fujita (máximo de 6).

Los vientos en espiral, acompañados por intensas ráfagas de lluvia, dejaron al menos 4 muertos y 195 heridos, de los que más de 10 se encuentran en estado grave.

En La Habana han quedado afectadas 1,238 viviendas que han sufrido daños, de ellas 347 derrumbes totales de casas y techos, y 225 parciales, según las cifras oficiales más recientes publicadas en el diario estatal Granma.


💬Ver 0 comentarios