El fenómeno ocurrió en medio de una esperada tormenta que ya afectaba la zona oeste de Cuba, con ráfagas de hasta casi 62 millas por hora e impacto del mar.

La Habana - Una fuerte tempestad azotó Cuba la noche del domingo y la madrugada del lunes, dejando a su paso tres muertos, 172 heridos, derrumbes, inundaciones y hasta el paso de un demoledor tornado.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, realizó un recorrido por las zonas afectadas y señaló en su cuenta de Twitter que “los daños son severos, hasta el momento lamentamos la pérdida de 3 vidas humanas y se atienden 172 heridos. Varias brigadas trabajando ya en el restablecimiento”.

Una intensa línea de tormentas desestabilizó el clima en el occidente cubano, provocando daños en la infraestructura y apagones, incluyendo un tornado que azotó a la capital, La Habana.

Desde tempranas horas de la tarde del domingo una banda de mal tiempo procedente del Golfo de México comenzó a entrar por la provincia de Pinar del Río con una fuerza inusual para la época y trajo consigo vientos de hasta 70 millas por hora.

La Defensa Civil emitió una alerta a la población sobre la violencia del clima, pero pocos cubanos, sobre todo en La Habana, estaban listos para la corta pero intensa violencia de los vientos y la lluvia, que incluyó un tornado que golpeó zonas de la capital dejando carros volteados y derrumbes.

"Una activa línea de tormentas locales severas formada delante de un frente frío cruzó sobre las provincias desde Pinar del Río hasta, Mayabeque y La Habana en las primeras horas de la noche y a su paso produjo tormentas locales severas, con la ocurrencia de vientos en rachas de más de 70 millas por hora, granizos y un tornado fuerte que afecto a varios municipios de la capital", reportó la emisora Radio Reloj. 

La mayor fuerza de los vientos se sintieron en La Habana entre las 8:45 y 9:45 de la noche, desde cuando la capital se sumió en la oscuridad total. El servicio eléctrico comenzó a restablecerse poco a poco, pero todavía había muchas zonas sin él.

El tornado afectó algunos municipios y repartos de la capital, como Diez de Octubre, Santos Suárez, Luyanó, Regla, reparto Chivas y Celimar, todos en la periferia de La Habana.

"El tornado produjo un zumbido o ruido muy fuerte a su paso como de un avión a chorro y provocó la caída de árboles, postes del tendido eléctrico, rotura de puertas y ventanas de cristal y aluminio, además se reportan daños en techos de casas, algunos derrumbes y caída de tanques de fibrocemento en las azoteas", dice el reporte de Radio Reloj. 

El funcionario del Partido Comunista en La Habana, Luis Antonio Torres, explicó que en Regla el tornado volcó un autobús causando más de 25 lesionados, mientras en el municipio Diez de Octubre fue necesario trasladar a los pacientes del hospital materno Hijos de Galicia, en su mayoría mujeres embarazadas y niños.

Torres subrayó que un tornado es "un fenómeno imprevisible" y apuntó que no se formaba uno de este calibre en la capital desde 1940.

El 26 de diciembre de 1940, un gran tornado cruzó el sur de la ciudad y dejó casi 40 fallecidos y más de 400 heridos, según recuerdan hoy los medios locales.

Con la salida del sol, las autoridades comenzaban a dar con el alcance de los daños y ofrecían las cifra de tres muertos y 172 heridos, la cual podría incrementar con el paso de las horas dado que sigue lloviendo y los vientos, aunque más ligeras, continúan soplando.

“Nunca había visto una cosa como esta, es increíble, sentía que la tierra temblaba y el viento rugía. Qué cosa más grande caballero. Hay muchas casas afectadas y daños”, dijo a El Nuevo Día la residente de Regla, Sonia Cabrera, vía telefónica.


💬Ver 0 comentarios