(horizontal-x3)
(GFR Media)

La Habana, Cuba - La VI edición del Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta de Cuba contará con la participación de un centenar de ciclistas que recorrerán los más de mil kilómetros de las diez etapas de la vuelta cubana.

El 21 de febrero comenzará en la oriental Baracoa, la carrera que concluirá el 3 de marzo en la meta final situada frente a la céntrica sala polivalente Ramón Fonst de La Habana.

El ciclista Joel Solenzal, es el campeón defensor y por ello portará el número uno en su maillot, y los siguientes números serán para los otros cinco compañeros de Sancti Spíritus, que son la provincia ganadora por equipos en las dos últimas ediciones.

Los ciclistas que tienen más posibilidades de disputar la victoria son Pedro Portuondo, de Santiago de Cuba y vencedor en 2017, y Yasmani Balmaseda.

La carrera se disputa coincidiendo con la celebración del referéndum por una nueva Constitución, que el domingo, 24 de febrero, están todos los cubanos convocados a refrendarla. Ese domingo el pelotón estará en Holguín y antes de salir para la ciudad de Camaguey podrán votar. Para las 240 personas que integran la caravana se prepararon urnas en el Hospital Militar de Holguín para ejercer su derecho al voto.

La etapa más larga del recorrido se disputará entre las provincias orientales de Holguín y Camaguey en 199 kilómetros.

La carrera contará con 10 etapas, una menos que la edición del 2018 que tuvo 11 días de carrera, de una ronda que debutó con 8 etapas y que llegó a tener hasta 12 jornadas de carrera.

Los organizadores de la ronda dijeron al periódico deportivo cubano JIT que el objetivo es mantenerla la carrera viva para que el aficionado se mantenga con interés para conseguir que renazca la Vuelta Internacional a Cuba.


💬Ver 0 comentarios