El aeropuerto de Fort Lauderdale es el más grande del sur de Florida, detrás del de Miami. (Archivo)

Fort Lauderdale, Florida - Las autoridades del condado de Broward ordenaron el cierre de operaciones del aeropuerto internacional de Fort Lauderdale a partir del mediodía del lunes, lo que causará cientos de cancelaciones de vuelos, incluyendo desde Puerto Rico.

Debido a que se esperan condiciones de vientos de tormenta tropical, el aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale cerrará el lunes, 2 de septiembre, a las 12:00 del mediodía hasta nuevo aviso. Los oficiales del aeropuerto, en coordinación con las aerolíneas y la torre de operaciones de la FAA, determinarán cuándo se reabrirá el aeropuerto”, dijo el gobierno del condado de Broward, donde está ubicada la instalación.

“Recuerde que el aeropuerto no es un albergue. El aeropuerto reabrirá cuando sea seguro para nuestros empleados y pasajeros”, agregó en un parte oficial.

El anuncio causó un efecto en cadena que afectó a viajeros dentro y fuera de Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico, donde cientos de vuelos fueron cancelados y deberán ser repautados tan pronto el aeropuerto anuncie el reinicio de operaciones.

Sólo ayer, con el aeropuerto abierto, sobre cien vuelos fueron cancelados o retrasados, a pesar de que las condiciones de Dorian estaban lejos de sentirse.

El Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale es el segundo mayor en el sur de la Florida, detrás del de Miami. Es base en la zona para aerolíneas de bajo costo, como Jet Blue, Southwest y Spirit. 

En el caso del aeropuerto de Miami, las autoridades señalaron que “siguen monitoreando” la situación y que las operaciones se mantenían, pero instaban a los pasajeros a comunicarse con sus aerolíneas para cerciorarse de cambios en los horarios de vuelo.

La zona del condado de Miami-Dade, donde está el aeropuerto de Miami, está fuera de los avisos o advertencias de tormenta, contrario al de Fort Lauderdale, que sí está en una zona que podría, según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes, sufrir condiciones de tormenta tropical.

Ambas instalaciones instaron a los pasajeros a mantener comunicaciones con las aerolíneas para recalendalizar sus vuelos o confirmar los actuales, según sea el caso.

El día en el sur de Florida amaneció nublado y lluvioso, con algunas ráfagas de vientos cercanas a las 40 millas por hora, mientras Dorian se mantenía sobre 100 millas al este en las Bahamas.

Los meteorólogos de la zona coinciden en que el huracán hará un giro al norte en las próximas horas y las condiciones extremas de huracán se mantendrá en el mar.

Aún así casi todo el este de la costa este de Florida, a partir del condado de Broward, donde está Fort Lauderdale, está bajo vigilancia o aviso de tormenta, o bajo aviso o vigilancia de huracán más hacia el norte.


💬Ver 0 comentarios