Rubén Merced y Sonia Goveo junto a su hija Elisabet. (Captura / Facebook)

Una pareja de puertorriqueños que residía hace unos cinco años en la ciudad de Oviedo, en Florida, murió a causa del COVID-19, reportó el periódico Orlando Sentinel.

Las víctimas, Sonia Goveo de 68 años, y Rubén Merced, de 72, fallecieron con tan solo una semana de diferencia el 9 y 16 de abril, respectivamente.

Una sobrina de la pareja, identificada como Yaromil Ralph, resaltó la calidad humana de sus tíos y relató sus últimos momentos. “Esto es tan trágico y desgarrador para nosotros”, reconoció.

Goveo, quien era natural de Bayamón, falleció en el hospital AdventHealth en la ciudad de Winter Park, mientras que Merced, un veterano del Ejército de Estados Unidos de Caguas, murió en el Centro Médico de la Administración de Veteranos en Lake Nona.

El Orlando Sentinel resaltó que Goveo fue la primera que comenzó a presentar síntomas de la enfermedad, por lo que fue recluida a principios de abril. Para esa misma fecha su hijo también se enfermó. Posteriormente, Merced también comenzó a presentar síntomas asociados al virus, como dolor de pecho y de estómago.

Los restos de la pareja fueron enterrados la semana pasada en el Cementerio Nacional de Cabo Cañaveral.

De acuerdo con la publicación, un hijo del matrimonio también se debatió entre la vida a la muerte tras ser diagnosticado por el virus, pero fue dado de alta luego de recuperarse.

El periódico resaltó que otra hija de la pareja, Elisabet Merced, visitó a su madre al hospital horas antes de que muriera bajo estrictos protocolos de seguridad. Aceptó, sin embargo, que no pudo hacer lo mismo con su padre.

“Entiendo que quieres estar con tus padres o abuelos. Pero no lo hagas. Mantente alejado. No los visites. Porque puedes portar el virus y no saberlo”, exhortó.


💬Ver 0 comentarios