(horizontal-x3)
( Carla Martínez/ Especial para El Nuevo Dïa)

Kissimmee, Florida - El gobernador Ricardo Rosselló sostuvo que el aspirante a primer mandatario de Florida, el demócrata Jeff Greene, enfrentaría un debate moral si de forma activa ha lacerado servicios esenciales de los puertorriqueños al exigir el pago de dinero de los bonos de la isla que posee.

Esta semana trascendió que Greene, un millonario empresario de las bienes raíces, y que aspira a la candidatura a la gobernación por el Partido Demócrata, tiene bonos de Puerto Rico por más de $26.8 millones.

Ni el Partido Demócrata ni la campaña del aspirante han emitido reacciones sobre esta controversia. Ayer, El Nuevo Día hizo una gestión adicional y se informó que el partido no hablaría del asunto.

“Si es un mero bonista, al igual que otras personas que han tenido en su cartera de inversiones bonos de la isla, no veo problema, pero si ha estado activamente buscando que se le pague y con ello ha lacerado servicios para buscar su beneficio, como el de los retirados, con eso sí tendría problemas”, dijo Rosselló.

El Primer Ejecutivo viajó a la Florida Central, particularmente en Kissimmee, para dar su apoyo a la candidatura de reelección del congresista de ascendencia boricua, Darren Soto.

Sobre esta controversia, Soto dijo que se ha mantenido neutral en lo que respecta a la carrera primarista para la posición a la gobernación floridana. Sin embargo, afirmó que su postura es clara en cuanto a la necesidad de que hay que reducir la deuda de Puerto Rico.

“Hay que reducir la deuda de Puerto Rico sea quien sea el que tenga esas deudas, pierda o no pierda dinero. Por eso es que también he sido consistente en apoyar la estadidad para Puerto Rico, porque como estado, Puerto Rico no tendría que estar en esta situación”, dijo Soto.

Puerto Rico mantiene deudas con sus acreedores de más de $70,000 millones, situación que ha obligado a imponer medidas drásticas de austeridad y acciones remediativas que incluyen la privatización de servicios, como el proyecto para privatizar la Autoridad de Energía Eléctrica.

Los puertorriqueños son la minoría hispana más poderosa en términos numéricos y electorales, según han dicho demógrafos. Se estima que en este estado viven 1.2 millones de boricuas.


💬Ver 0 comentarios