Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Imagen de satélite de la baja presión en momentos en que se encuentra sobre la Península de Yucatán. (Captura / NOAA) (horizontal-x3)
Imagen de satélite de la baja presión en momentos en que se encuentra sobre la Península de Yucatán. (Captura / NOAA)

La baja presión que genera desde principios de esta semana fuertes lluvias y múltiples riesgos asociados a las malas condiciones del tiempo en el estado de Florida aumentó esta mañana su potencial de desarrollo ciclónico a un 90% en los próximos cinco días, por lo que el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) afirmó que ya para el fin de semana se convertiría en una depresión subtropical o tropical.

De hecho, varios modelos meteorológicos, como el europeo, han anticipado que el sistema llegaría a ser una tormenta subtropical o tropical, la cual sería nombrada Alberto, antes de hacer entrada a tierra por Luisiana o el noroeste de Florida. 

Según el informe publicado a las 2:00 p.m. por el NHC, la baja presión se ha tornado estacionaria al entrar a la Península de Yucatán, pero a la misma vez está más definida. Por esta razón, ha establecido que el desarrollo ciclónico podría ser alcanzado para el próximo sábado. 

“A pesar de que los aguaceros y tronadas, junto a fuertes vientos en ráfaga, están concentrados mayormente en las aguas adyacentes del noroeste del Mar Caribe, se espera desarrollo gradual de este sistema durante los próximos días a medida que se desplaza hacia el norte cerca de la Península de Yucatán”, se informó.

El informe añade que “independientemente de su desarrollo, se pronostican lluvias localmente fuertes sobre el oeste de Cuba y sobre gran parte de Florida y el norte de la costa del Golfo de México hasta temprano la próxima semana”.

Para Florida, de hecho, el Servicio Nacional de Meteorología en Miami mantiene sus alertas a la ciudadanía por las fuertes lluvias, tormentas eléctricas y altas posibilidades de inundaciones que continúan reportándose por las condiciones que se generan asociadas al sistema desde principios de esta semana. 

Asimismo, se alertó a la ciudadanía sobre el desarrollo de posibles tornados aislados al sur de ese estado desde el sábado hasta el domingo.

Ya para cuando el sistema se acerque, han pronosticado hasta 10 pulgadas de lluvia y tronadas -aguaceros fuertes acompañados de tormentas eléctricas-, lo que aumentaría el riesgo de formaciones de sumideros e inundaciones, así como fuertes vientos y condiciones marítimas peligrosas. 

La temporada de huracanes en la cuenca del océano Atlántico comienza el 1 de junio.



💬Ver 0 comentarios