Una representante del Hispanic Federation invita a los latinos a estar listos para participar en las elecciones.

Kissimmee, Florida – Cuando Brandon Rivera, de 22 años, puertorriqueño y vecino de Saint Cloud, abrió su boca para puntualizar que no se ha inscrito como elector y que no le interesa votar “porque los políticos mienten”, Marcia Mendoza, una registradora de votantes de la organización Hispanic Federation, lo confrontó firme, pero amablemente.

“Tú, que eres boricua, no deberías pensar así. Tu voto es importante y más el de ustedes los puertorriqueños”, le dijo Mendoza, quien llegó de la República Dominicana a Orlando hace tres meses.

“Es que no me importan los políticos. No me interesa”, le respondió Rivera en un español mezclado con el inglés, mientras salía de la panadería Melao –epicentro de la gastronomía boricua en Kissimmee– empujando el cochecito a bordo del cual iba su hijito de dos meses, Mateo Isaías.

“Ese voto tuyo no se puede perder. Son 30 segundos lo que te tomará registrarte”, le rogó Mendoza, sujetando una pila de hojas de inscripción. Pero Rivera se mantuvo firme y se alejó de la escena.

El martes 9 de octubre es el último día para que los ciudadanos que deseen votar se registren. Esto se puede hacer a través de internet, visitando https://registertovoteflorida.gov; acudiendo a organizaciones comunitarias como Hispanic Federation, o incluso se puede realizar durante el proceso de solicitar o renovar la licencia de conducir o cuando se tramitan otros servicios gubernamentales, como los cupones de alimentos.

Lo cierto es que, en estos días, en cualquier esquina en las ciudades donde se concentran los boricuas hay personal para inscribir electores destacado por organizaciones sin fines de lucro.

A la salida de la famosa panadería puertorriqueña, a través de cuyas vitrinas se asomaban quesitos, flanes, mallorcas repletas de azúcar y otras golosinas, caminaba el matrimonio de Yahaira Cardona y Juan Ortiz, puertorriqueños que se mudaron a esta ciudad hace cuatro meses.

“Nos registramos cuando sacamos la licencia de aquí. Allí mismo te preguntan si te quieres registrar”, dijo la mujer, quien aclaró que se inscribió como electora no afiliada. “No sabemos aún por quién vamos a votar. Para eso, primero oraremos para que Dios nos dirija y poder escoger a alguien hispano, con valores y que tenga compasión por los demás”, agregó.

Marta y Frankie Pérez acababan de desayunar en este lugar. Ella es natural de Vega Baja y él, de Manatí. Hace 12 años que residen en Estados Unidos y tienen su casa en Kissimmee, una de las ciudades con mayor concentración de puertorriqueños en Florida.

“Somos electores desde que llegamos y siempre hemos votado. Somos demócratas, definitivamente, y a este gobierno hayque tumbarlo”, dijo Marta. “Vamos a una iglesia y allí casi todos son boricuas, todos están registrados”, aseguró. Llevaba en su mano un vaso lleno de jugo de naranja recién exprimido.

“Es que, si tú quieres que tu voz se escuche, tienes que votar, porque el que no vota, no tiene ningún derecho a quejarse”, dijo Frankie Pérez.

“Vivíamos en Bunnell (como a dos horas al norte de Orlando) y allí hay restaurantes que si abres la boca y dices algo en español, no te atienden. Son lugares aquí donde aún se perpetúa el racismo de forma marcada”, agregó. “Hay un auge por votar. Lo ves a diario, los ves opinando, participando y hasta hay más candidatos boricuas que están corriendo para puestos políticos”, agregó.

Se estima que en Florida viven 1.2 millones de puertorriqueños, más de 500,000 están registrados para votar, y que hay más de 300,000 que podrían ejercer el sufragio, pero no se han inscrito, según datos del Censo y de organizaciones comunitarias de la Florida central.

En la recta final de cara al cierre del proceso de inscripción electoral, los líderes de organizaciones no gubernamentales están coordinando diversos eventos de avivamiento para atraer la atención de los ciudadanos para así intentar inscribir a la mayor cantidad posible de puertorriqueños, explicó ayer Betsy Franceschini, directora de Hispanic Federation en la Florida central.

Una de las actividades será una caravana en la que participará el congresista puertorriqueño Luis Gutiérrez. Con su presencia, se busca potenciar el llamado para convencer a los boricuas de que ya constituyen una masa poblacional crítica en Florida capaz de afectar el resultado electoral, dijo.

“Llevo como 30 años trabajando con los puertorriqueños en Florida y nunca antes se había visto tanto entusiasmo para una elección de medio término”, comentó la líder comunitaria.

Las elecciones de medio término del 6 de noviembre son importantes porque se escogen a gobernadores, alcaldes, congresistas, legisladores estatales, jueces, alguaciles, miembros de juntas escolares y otros cargos que tienen un impacto directo en la vida cotidiana de los ciudadanos. Sin embargo, no suelen ser tan concurridas ni avivadas porque en esta elección no figura el presidente. Los próximos comicios presidenciales serán en el 2020.

En las pasadas primarias del 28 de agosto, se palpó también una participación electoral sin precedente que se entiende ha avivado la militancia para estos comicios. De hecho, en esas primarias, se reportó un incremento de un 148% en la participación electoral en los condados donde las organizaciones comunitarias hicieron trabajo de campo y que se distinguen por tener una importante población puertorriqueña, explicó Franceschini.


💬Ver 0 comentarios