Se espera que en estas elecciones más de un millón de hispanos salga a votar y que estos hagan la diferencia en la urnas estadounidense.

Kissimmee, Florida - El congresista de ascendencia puertorriqueña Darren Soto, se apostó en la acera lateral del área de votación que ubica en el centro comunitario Roberto Guevara en esta comunidad. Sujetaba un rótulo color verde y blanco con su nombre en letras grandes y de vez en cuando agitaba su mano derecha para saludar a los que llegaban.

No podía moverse mucho. Aquí se vigila activamente que ni políticos, ni periodistas crucen una línea amarilla que literalmente está pintada alrededor de la instalación. Quien la cruza se enfrentará a la intervención, casi a gritos de una señora de gafas oscuras y cigarrillo en mano que se encargará de recordar que hay que cumplir la ley.

“Si los electores me dan la oportunidad y los demócratas logramos estar en mayoría en la Cámara de Representantes podremos echar a andar muchos de los temas más importantes como salud, vivienda asequible y, específicamente para Puerto Rico, que se apruebe el proyecto suplementario que viabilizaría más fondos para la reconstrucción de la isla; que se encaminen medidas para impulsar la economía y tomar medidas para reducir la deuda”, dijo Soto quien recordó que también tendrá en mente el tema del estatus y el apoyo que ha dado a la estadidad para la Isla.

Explicó que decidió llegar a este centro de votación ya que es uno de los lugares donde más puertorriqueños acuden a votar, “y es un último esfuerzo que estoy haciendo antes que la gente entre a votar”, explicó.

Cerca estaba Viviana Janer, la única puertorriqueña que es comisionada del Condado de Osceola. Los comisionados de ciudadanos son como una especie de legislatura que toma decisiones sobre el uso del presupuesto, temas educativos y otros asuntos que pueden afectar la vida cotidiana de los ciudadanos.

Janer prácticamente ha tomado en sus manos su campaña electoral que si le da los resultados que espera, la llevará a su tercer término. Se apegó a las redes sociales, llamadas telefónicas y visitas casa por casa.

“He trabajado mucho y confío que los votantes me darán su voto”, dijo. “La gente, los puertorriqueños han despertado y han salido a votar por la molestia que sienten contra el presidente Trump. Los puertorriqueños han estado votando por correo, en voto adelantado y hoy hasta los he visto llegar en grupos a votar”, contó.

Se espera que en estas elecciones más de un millón de hispanos salga a votar. Datos del Censo estiman que en Florida viven más de un millón de puertorriqueños. En todo Estados Unidos residen 5.3 millones de boricuas.


💬Ver 0 comentarios